El PSOE denuncia que el Gobierno de Rajoy cuadre sus cuentas ante Bruselas a costa de las CCAA y los ayuntamientos

Antonio Pradas advierte de nuevos recortes en servicios y prestaciones sociales, cuando no subidas de impuestos, que afectarían directamente a los ciudadanos

El Secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, acusó hoy al Gobierno de Rajoy de “justificar sus previsiones económicas ante las autoridades comunitarias, a costa del estado de bienestar que gestionan las autonomías y las corporaciones locales”.

 

         Por lo que se refiere a las Comunidades Autónomas, las proyecciones presupuestarias que han sido remitidas a Bruselas contemplan un ajuste de 3.199 millones de euros. A pesar de este ajuste, que afecta directamente a las prestaciones del estado de bienestar que prestan las autonomías, el Gobierno del PP plantea la posibilidad de que las CCAA suban sus impuestos por un valor de 1.678 millones de euros. La propuesta del Gobierno es que se incrementen los impuestos de Transmisiones, Actos Jurídicos Documentados, Hidrocarburos y los impuestos que se aplican al Transporte.

 

         A la vista de todo esto, Pradas considera que es una “desfachatez que el Gobierno haga una reforma fiscal -que supondrá sustraer 9.000 millones a las arcas del Estado, en beneficio de un 10% de los contribuyentes más ricos- al tiempo que fuerzan recortes en las prestaciones sanitarias, educativas y de servicios sociales, y pretenden que las Comunidades Autónomas suban los impuestos a sus ciudadanos”. Es decir -afirma el Secretario de Política Federal- "los impuestos que han bajado a los más ricos, ahora quieren compensarlos con una subida de impuestos al conjunto de los ciudadanos; impresentable", sentenció.

 

Recortes también a nivel local

 

         Por otra parte, amparándose en la reforma de la legislación local realizada por el PP, el Plan Presupuestario remitido a Bruselas hace recaer la bajada del déficit público del 5,5% al 4,2% en los hombros de los Ayuntamientos. El Gobierno hace una previsión de reducción del gasto de las corporaciones locales en 3.721 millones y de incremento de ingresos, vía impuestos, de 1.242 millones.

 

         Para el dirigente socialista, “este es el resultado del famoso plan de proveedores vendido a bombo y platillo el señor Montoro, que ha supuesto hacer recaer el coste financiero en los vecinos y vecinas de los municipios y que, además, ha provocado, a través de los planes de saneamiento, subidas de impuestos y despidos de trabajadores públicos”.

         "Muy típico de Montoro: disparar con pólvora ajena; equilibrar las cuentas del Estado a costa de otras administraciones que prestan sus servicios directamente a los ciudadanos; y sacar pecho en Europa, a costa de los derechos de los más débiles y las clases medias", afirmó Pradas.