El PSOE denuncia que el Gobierno "se cebe y quite derechos" a los españoles que emigran en busca de trabajo o formación

Consideran que la decisión podría afectar a cientos de miles de parados que hayan agotado sus prestaciones

El PSOE denunció hoy que el Gobierno del PP haya quitado la prestación por desempleo y la asistencia sanitaria a los parados que pasen más de 90 días fuera de España, por razón de búsqueda de empleo o formación. Los socialistas consideran que esta decisión -que figura en la Ley de Presupuesto y que ha entrado en vigor el 1 de enero- es un ataque que quita derechos y se ceba con los más débiles y vulnerables de la sociedad, pues afecta a quienes se han visto abocados a emigrar en busca de oportunidades que aquí no encuentran.

Así lo han destacado los dirigentes socialistas que han participado esta mañana en una reunión en la sede de Ferraz, coordinada por el Secretario Ejecutivo para la UE, Juan Moscoso del Prado, en la que se han analizado varias iniciativas que llevar a Europa contra la pérdida de la tarjeta sanitaria y el recorte de las prestaciones por desempleo. En ella han participado, entre otros, la Secretaria de Política Social, Trinidad Jiménez, la Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, el Secretario General de la Delegación Socialista española en el Parlamento Europeo, Sergio Gutiérrez, y el Secretario General de Juventudes Socialistas, Nino Torre.

El PSOE ha querido advertir de esta situación a los parados que han agotado sus prestaciones y emigran, ya que la decisión del Gobierno podría afectar a cientos de miles de españoles. Y se han mostrado contrarios a que un ciudadano español pueda perder derechos sociales por ejercer la libertad de circulación, lo que implica además ir contra los principios básicos que rigen en la UE. Lamentaron, en definitiva, que España haya dejado proteger a los emigrantes en el exterior y haya pasado a penalizarlos.

Tras recordar las iniciativas parlamentarias que ya ha presentado esta semana en el Congreso, como la proposición de ley para recuperar estos derechos, han anunciado también la creación de un grupo de trabajo que haga un seguimiento de las distintas situaciones que pueden estar viviendo los emigrantes españoles afectados, que lleve a cabo iniciativas a nivel europeo, pero también para los españoles en el resto del mundo a los que este gobierno ha decidido abandonar cortando las prestaciones existentes.