El PSOE denuncia que el PP en un año ha desmantelado la Ley de la Dependencia

Trinidad Jiménez critica la política de "recortes y más recortes" y dice que ahora hay menos dependientes atendidos y con peores cuidados

La Secretaria de Política Social, Trinidad Jiménez ha denunciado que, desde la llegada de Rajoy a La Moncloa hace un año, se ha producido “el desmantelamiento total” de la Ley de Dependencia. “Gracias a su política de recortes y más recortes, ahora hay más personas sin atención o con peores cuidados”.

La Secretaria de Política Social ha explicado que, desde el mes de agosto, tras la entrada en vigor del Real Decreto-ley 20/2012, hay casi 10.000 personas menos atendidas. “Los recortes de Rajoy están expulsando a los dependientes del sistema” y las medidas adoptadas tienen consecuencias dramáticas sobre los más vulnerables porque “se trata de personas que tenían derecho a recibir una prestación o servicio y ahora ya no lo tienen”.

La dirigente socialista también ha criticado el fin de la cotización de 154.000 cuidadoras, la mayoría mujeres. “Estas cuidadoras recibían una ayuda por atender a sus familiares dependientes o discapacitados, y hasta ahora el Gobierno se encargaba, además, de cotizar por ellas a la Seguridad Social. Ya no.”

Jiménez ha acusado al Gobierno de poner en riesgo la sostenibilidad del Sistema de Dependencia, por recortar en una tercera parte la financiación del Estado en los Presupuestos de 2012 y 2013, y aumentar el copago de los usuarios. “No puede ser que todo el peso del recorte recaiga en los personas dependientes y en sus familias, en los más débiles”. En este sentido, ha reclamado abrir el debate sobre la financiación de la Dependencia, igual que han hecho en otros países de nuestro entorno.

Finalmente, ha recordado que la Ley de Dependencia se puso en marcha con el acuerdo de todos, y supuso el reconocimiento de un nuevo derecho de ciudadanía en España, el derecho de las personas que no se pueden valer por sí mismas a ser atendidas por el Estado, a la vez que se garantizaba una serie de prestaciones, ofreciendo un marco estable de recursos y servicios para la atención a la dependencia. En 2011, se habían creado más de 185.000 nuevos empleos directos y 63.000 nuevos empleos indirectos, en un contexto de grave crisis económica caracterizado por la destrucción de empleo y ha recordado que estos recortes también implican el cierre de muchas de las empresas del sector, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo. El propio sector habla de 25.000 empleos menos y, además, destaca que no se va a crear empleo cuando en dos años podrían generarse 150.000 nuevos puestos de trabajo.