El PSOE denuncia que el Real Decreto del Gobierno sobre desahucios es "un parche que no soluciona el problema de miles de personas que están a punto de perder su casa"

Rodríguez-Piñero subraya que el PSOE no puede avalar unas medidas que no benefician a todas las familias vulnerables y en riesgo y que, además, “no atajan la raíz del problema” _x000D_

La Secretaria de Política Económica y Empleo, Inmaculada Rodríguez-Piñero, denunció hoy que el Real Decreto aprobado hoy por el Gobierno en materia de desahucios es “un parche que no soluciona el problema de miles de familias que están a punto de perder su casa y que van a seguir recibiendo notificaciones de que sigue el proceso”.

 

Durante una rueda de prensa en Ferraz, junto a la portavoz en materia de vivienda del Grupo Parlamentario Socialista, Leire Iglesias, Rodríguez-Piñero señaló que el PSOE está abierto a seguir negociando para alcanzar una solución definitiva al problema de los desahucios, durante la tramitación parlamentaria del Real Decreto, pero insistió en que “el PSOE no puede avalar unas medidas que solo benefician a todas las familias vulnerables y en riesgo y que, además, no atajan la raíz del problema”. Por ello- dijo-los socialistas seguirán defendiendo su proposición de ley antidesahucios que “establece la desaparición definitiva de las cláusulas abusivas”.

 

Rodríguez-Piñero explicó que el PSOE no ha podido llegar a un acuerdo con el Gobierno por dos razones: la primera, porque “no había un compromiso claro y firme para hacer una reforma en profundidad de las leyes que regulan el procedimiento ejecutor de las hipotecas en nuestro país; una reforma que lo que persigue es equilibrar los derechos de los hipotecados, respecto de los derechos de las entidades financieras”, ya que la regulación que tenemos es “profundamente abusiva”.

 

En segundo lugar, porque “era imprescindible que la moratoria recogiera todas aquellas situaciones que por razones de renta dan lugar a que las familias no puedan hacer frente al pago de su hipoteca y lo que ha hecho el Gobierno es una moratoria muy restrictiva que acota mucho el colectivo de los beneficiarios y deja a muchas más familias fuera de la posibilidad de acogerse a ese moratoria de los que incorpora”.

 

“El PSOE en todo el proceso ha defendido que lo primero son las personas, y hemos definido una moratoria para resolver el problema de las personas, pero el Gobierno ha aprobado una moratoria para defender a los mercados, que una vez más son los ganadores de este proceso”, añadió.

 

En espera de conocer la publicación del Real Decreto en el BOE, porque de momento solo se conoce la reseña del Consejo de Ministros, la dirigente socialista explicó que la moratoria que ha establecido el Gobierno solo se aplica a la fase del procedimiento de expulsión de la vivienda, la llamada fase de lanzamiento, “por lo que las familias donde se ha iniciado el proceso de ejecución van a seguir adelante y van perder la propiedad de sus viviendas”.

 

Por su parte, Leire Iglesias expuso algunos ejemplos de familias “vulnerables” que se quedan fuera de la moratoria que ha aprobado el Gobierno: por ejemplo, una familia numerosa en la que uno de los hijos puede tener alguna discapacidad, en el que uno de los miembros de la pareja está en paro y el otro tiene una renta de 900 y con una carga hipotecaria de 400 euros al mes. Tampoco se pueden acoger a la moratoria padres o abuelos que avalaron a sus hijos o nietos para que pudieran acceder a un préstamo, ni las madres o padres solteros con sólo un hijo a cargo.

 

“Es algo que no podíamos aceptar, es una respuesta de mínimos para el que se nos exigía un acuerdo de máximos y por eso nuestra voluntad tiene que ser la de seguir trabajando para ofrecer alternativas y respuestas integrales que sí so...