El PSOE denuncia que Hacienda inste a los ayuntamientos al cierre de empresas públicas deficitarias y exige a Rajoy que paralice la medida

Para Adriana Lastra se trata de un ataque más del PP a la autonomía municipal, a los servicios públicos y a la ciudadanía

01/08/2016

La secretaria de Política Municipal del PSOE, Adriana Lastra, ha mostrado hoy su “rechazo frontal” a la pretensión del ministro Montoro de “disolver multitud de empresas públicas y fundaciones municipales que prestan servicios diversos a la ciudadanía” y ha exigido al presidente en funciones, Mariano Rajoy que “paralice inmediatamente esta medida del ministerio de Hacienda, que reprueba la inmensa mayoría de los ayuntamientos españoles de todos los colores políticos”.

Lastra reaccionaba así a las cartas que el ministerio de Hacienda está enviando a muchos ayuntamientos para que procedan a la disolución de las empresas municipales deficitarias, en cumplimiento de  la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

La dirigente socialista ha denunciado este “ataque directo a la autonomía municipal, a las empresas públicas y a miles de españoles y españolas que están recibiendo sus servicios” y de pretender llevarlo a cabo, además, “con premeditación y alevosía, en pleno mes de agosto y con un gobierno en funciones”.

Adriana Lastra ha insistido en que “no se está actuando con respeto al principio de autonomía local recogido en la Constitución Española y demás garantías del ordenamiento jurídico”. Y ha recordado que la Reforma Local impulsada por el PP (LRSAL) “está recurrida en el Tribunal Constitucional por más de 3.000 ayuntamientos. De hecho –añadió- en los cuatro últimos meses se han producido dos sentencias del TC que modifica aspectos sustanciales de esta Ley, por eso no tiene ningún sentido está medida adoptada por Montoro, que va contra el interés público de la ciudadanía”.

“Las empresas que pretende cerrar el Ministerio de Hacienda”-defendió Lastra- “están prestando servicios públicos esenciales para los ciudadanos y ciudadanas. Estamos hablando de empresas públicas básicas, muchas de ellas de primera necesidad, como son las empresas de transportes de viajeros; las de abastecimiento y depuración de aguas; las de medio ambiente; las de recogida, tratamiento y aprovechamiento de residuos; las que prestan servicios sociales; las de promoción del desarrollo rural; las que gestionan programas deportivos; etc. Es una barbaridad descomunal pretender cerrar este tipo de empresas públicas, ¿quién va a prestar estos servicios a los vecinos y vecinas?”, se preguntó.

Para Adriana Lastra, “el PP una vez más arremete contra la autonomía local a través de un gobierno en funciones que carece de autoridad política y apoyos parlamentarios, y que ha sido incapaz de dar explicaciones ni a la FEMP, entidad representativa de los ayuntamientos españoles, ni a los partidos políticos con representación parlamentaria”.

“La prepotencia y arrogancia con la que el PP hizo política en su época de mayoría absoluta forma parte de su ADN y se ha convertido ya - según Lastra- en su perfil de identidad política, por esa razón nadie quiere acordar nada con el PP”.