El PSOE denuncia que la ley "despoja directamente de competencias" a los pequeños ayuntamientos y "abre la puerta a la privatización" de sus servicios

Zarrías asegura que "los ciudadanos serán los grandes perdedores" de una reforma que, además, "no clarifica competencias, ni simplifica la estructura administrativa de las entidades locales, como tampoco solventa sus problemas financieros"

El Secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, se ha referido al proyecto de reforma local aprobado hoy por el Consejo de Ministros y ha denunciado que la ley vaya a “despojar directamente de competencias a ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes” –el 95% de los ayuntamientos del país-para que sean las diputaciones quienes presten determinados servicios o decidan la fórmula de gestión; lo que “abre la puerta a su privatización” y convertirá a los ciudadanos en “los grandes perdedores” de esta reforma.

Zarrías ha criticado que el Gobierno haya adoptado “una solución más dura si cabe” a la que había apuntado, pues “ahora ya no se fija un coste estándar para, en caso de incumplimiento quitar a estos ayuntamientos determinados servicios; ahora directamente y desoyendo los mandatos constitucionales, se les sustraen competencias”.

Zarrías explicó además que esta es una ley que “no soluciona nada”, pues “no clarifica competencias, no evita duplicidades, ni simplifica la estructura administrativa de las entidades locales de nuestro país, como tampoco solventa en ningún caso los problemas financieros que tienen los ayuntamientos”.

El dirigente socialista ha insistido en que “se trata simple y llanamente de un bodrio difícil de aplicar, que abre una puerta muy peligrosa a la privatización cuando no al desmantelamiento de los servicios” que prestan la mayoría de los entes locales de nuestro país, que “provocará además la pérdida de miles de empleos públicos” y en la que “los ciudadanos serán los grandes perdedores, ya que con esta ley tendrán servicios más caros y menos eficientes”.

El PSOE exige su retirada y anuncia una enmienda a la totalidad

“Ante esta chapuza” el responsable de política municipal aseguró que su Grupo Parlamentario exigirá “la retirada inmediata” de una ley que, además y desgraciadamente, “ha nacido sin el consenso necesario que permita su aplicación”. “De no ser así”, Zarrías anunció que “el PSOE, en el momento oportuno, presentará una enmienda a la totalidad para intentar que esta ley no llegue a aplicarse en los ayuntamientos de nuestro país”.

Y es que, como ha reiterado el dirigente socialista, la reforma planteada por el Gobierno es “una ley dañina, que incide negativamente en la prestación de los servicios que reciben los ciudadanos, precisamente en un momento tan difícil” como el que vivimos a causa de la crisis económica.