El PSOE denuncia que la política de inmigración "continuará en coma inducido" con los recortes de los PGE

Marisol Pérez Domínguez lamenta que esta política siga "sin dirección, ni actividad, ni rumbo" y urge un cambio para retomar "una verdadera política de inmigración, con objetivos claros"

La Secretaria de Cooperación e Inmigración, Marisol Pérez Domínguez, ha denunciado que las cuentas para 2014 de la Secretaría General de Inmigración y Emigración, según el anteproyecto aprobado por el Gobierno, “vuelven a demostrar que la política de inmigración continuará en coma inducido” tras el “reincidente” descenso global de la partida destinada a este departamento, “que vuelve a descender tres millones de euros”.

La dirigente socialista señala que no le extraña este nuevo recorte, “que manifiesta de nuevo el desinterés hacia una política que no tiene ni dirección, ni actividad, ni rumbo”. Ello a pesar de que los informes oficiales apunten a que, como recuerda Pérez Domínguez, “la población inmigrante haya experimentado en los últimos doce años un incremento exponencial del 504%” y que la memoria del programa 231H defiende la necesidad de que la política del Estado atienda a los inmigrantes.

Por ello, el PSOE defiende que este departamento “retome la dirección de una política que se ha marchitado en todas sus facetas y que con los actuales presupuestos sigue siendo una cáscara vacía”, dado que es “urgente retomar con seriedad una verdadera política de inmigración que tenga objetivos claros. No podemos permitirnos el lujo de seguir sin política de inmigración, porque son cinco millones y medio las personas extranjeras que viven en España y siguen habiendo muchas facetas importantes en las que actuar”.

Pérez Domínguez lamenta, asimismo, que el Gobierno del PP “se olvide por completo del Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración, que es el que la Ley establece como guía de actuación”, por lo que se pregunta: “¿Acaso es que lo han derogado y no nos lo han dicho?”. La política socialista también denuncia que el PP “obvia por completo” políticas relacionadas con la integración de los jóvenes en la escuela, así como medidas para combatir el paro entre el colectivo inmigrante y, en definitiva, la “ausencia del Fondo de Integración para inmigrantes, que en 2011 fue de 61 millones de euros y ahora sigue siendo cero”.

Por último, la Secretaria de Cooperación socialista pone el acento en “la desatención hacia los CETI de Ceuta y Melilla, que no tienen contempladas partidas suficientes como para atender sus necesidades, cada vez más crecientes ante la llegada de inmigrantes”.

“El pasado viernes, a raíz del naufragio de Lampedusa que a todos nos ha conmovido, muchas voces hablan de vergüenza y de la necesidad de no permanecer en la indiferencia ante la tragedia humana de la inmigración desesperada. Afortunadamente nunca hemos sufrido una tragedia de estas dimensiones en nuestro país, pero todos debemos darnos por aludidos y actuar”, concluye la dirigente socialista.