El PSOE denuncia que no existe ni una agenda clara ni un diagnóstico riguroso de la situación educativa española

Apunta que la reforma no obedece a criterios educativos y sí a los recortes presupuestarios

La Secretaria de Educación del PSOE, María del Mar Villafranca, ha manifestado su sorpresa tras el anuncio de ministro Wert de una nueva Ley de Educación, tras haber negado que fuera hacer reformas. A su juicio, esta decisión demuestra ”la falta de criterio del ministro y que no existe ni una agenda clara ni un diagnostico riguroso de la situación educativa española”.

Villafranca ha señalado que “si, tal y como ha declarado Wert, lo importante es luchar contra el abandono escolar y mejorar los resultados educativos, lo menos adecuado parece acometer una reforma educativa profunda, ahora que ya se estaban recogiendo resultados positivos en estas dos materias”.

DIÁLOGO CON LOS PARTIDOS Y AGENTES IMPLICADOS

La responsable de educación ha instado al Gobierno a dialogar porque “no puede impulsar una nueva norma educativa sin tener en cuenta al Parlamento, a las CCAA, a los profesores, agentes sociales y los padres y madres de alumnos”.

En este sentido, ha recordado la falta de diálogo del ejecutivo con la comunidad educativa cuando emprendió toda una serie los recortes y cambios educativos y ha manifestado que el Gobierno “carece de credibilidad para lograr el diálogo que reclama”.

IMPLANTACIÓN DE ITINERARIOS Y EXÁMENES FIN DE CICLO

La responsable de educación ha mostrado su enorme preocupación por la intención del gobierno de recuperar la segregación de los itinerarios educativos, en etapas tempranas de la educación obligatoria, y considera que “no obedece a criterios educativos sino a las exigencias de los recortes presupuestarios”. “Nuestro sistema educativo es reconocido por todos los organismos internacionales por su alto grado de equidad, que puede verse seriamente afectado por la implantación de itinerarios tempranos y la escasez presupuestaria”.

Además, Villafranca ha recordado al Ministro Wert que la Ley Orgánica de Educación “ya introduce sistemas de evaluación para mejorar las medidas educativas”, pero esta evaluación “no debe servir nunca como excusa para clasificar a los alumnos, centros o docentes ni para establecer barreras mediante itinerarios tempranos”.