El PSOE denuncia que Rajoy se “mofa” del Senado al negar el PP que acuda al control en octubre como reclama la oposición

Rajoy no acude al control del Senado desde el pasado mes de mayo. Óscar Lopez acusa al Gobierno de “no dar la cara” y de usar su “rodillo parlamentario” para esconder que “estamos ante un Ejecutivo agotado”

22/09/2015

El portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de “mofarse” del Parlamento al no tener previsto someterse más al control de la Cámara Alta. Se da la circunstancia de que el Jefe del Ejecutivo no acude al control del Senado desde el pasado mes de mayo.

Óscar López se ha manifestado en estos términos después de conocerse que la mayoría del PP en la mesa del Senado ha acordado que no se realice sesión de control al Gobierno en el pleno previsto para la segunda semana de octubre, tal y como habían solicitado todos los portavoces de los grupos de la oposición.

“Rajoy no da la cara en el Senado y falta al respeto al Parlamento”, ha señalado Óscar López, para quien ésta es una prueba más, “un nuevo paso por parte del Ejecutivo, en su falta de calidad democrática". "Estamos ante un Gobierno agotado que con su rodillo parlamentario, trata de impedir la labor de los grupos de la oposición de fiscalizar y pedir cuentas al Gobierno de cuanto hace”.

El dirigente socialista ha explicado además que en el pleno de la próxima semana, el último del mes de septiembre, el Gobierno ya ha anunciado la ausencia del presidente Rajoy, la vicepresidenta, y los titulares de Exteriores, Industria, Fomento y Justicia. Todo una “mofa” y una “auténtica falta de respeto”al Parlamento y a los ciudadanos”, ha dicho Óscar López, que ha recordado que, además de la ausencia de Rajoy, la Vicepresidenta “solo ha respondido a una pregunta del PSOE en lo que va de año”.

“Los ciudadanos no pueden entender la labor legislativa que realiza el Senado, si el primero que ningunea a esta Cámara es el presidente del Gobierno y todo su equipo de ministros. Insisto. Es una mofa y una falta inadmisible de respeto en cualquier democracia que se precie de serlo”, ha finalizado López.