El PSOE denuncia que Rajoy vaya "tarde y mal a Cataluña", cuando lo que tendría que hacer es ofrecer "soluciones reales"

Meritxell Batet lamenta que "cuando más necesitamos los ciudadanos a un presidente que gobierne para todos", Rajoy acude "a un acto de partido, a reunirse con los suyos".

La secretaria de Estudios y Programa del PSOE, Meritxell Batet, afirmó hoy que “Rajoy va a Cataluña tarde y mal”, pues acude 20 días después del 9N y “en un marco totalmente inapropiado” como es “un acto de partido”, cuando “lo que tendría que hacer” –dijo- es acudir a ofrecer “soluciones reales” para el problema que existe entre Cataluña y el resto de España.

 

“Han pasado 20 días desde el 9 de noviembre y el señor Rajoy ha decidido, por fin, ir a Barcelona”, señaló Batet, pero “cuando más necesitamos los ciudadanos a un presidente que gobierne para todos, Rajoy decide hacer un acto de partido, reunirse con los suyos, escuchar y arengar a los propios. Y cuando más necesitamos un presidente del Gobierno que dialogue con el presidente de la Generalitat”, Rajoy visita la capital catalana “sin ninguna intención de hacerlo”.

 

“Desde el Partido Socialista lo que esperamos –dijo Batet- es que Rajoy, al menos, vaya con intención de proponer o de activar los instrumentos que tiene al alcance para abrir el diálogo y la negociación con el presidente de la Generalitat” y “anuncie que va  a convocar una reunión bilateral Estado-Generalitat, que hace más de tres años que no se reúne, y donde podrían estar negociando, entre otras cosas, los 23 puntos que el Mas le presentó a Rajoy”.

 

En segundo lugar, continuó, “esperamos que Rajoy anuncie que convocará una Conferencia de Presidentes, tan necesaria en estos momentos”, pues es “un elemento estructural de cooperación entre los territorios para activar políticas económicas y políticas activas de empleo, tan necesarias para combatir el paro”.

 

Finalmente, el PSOE considera también imprescindible que el presidente Rajoy reúna al Consejo de Política Fiscal y Financiera: “algo que tienen totalmente aparcado, incumpliendo la LOFCA, que marca el 2013 para iniciar las negociaciones para una nueva financiación de las CCAA”, del mismo modo que, “en el marco de la Comisión de Política Fiscal y Financiera, se debería abordar cómo distribuir mejor la reducción del déficit público entre los tres niveles de la administración”, concluyó Batet.