El PSOE destaca la “absoluta normalidad” con que los ciudadanos han acogido la modificación de la ley

M. Pérez alaba el “civismo” y la “responsabilidad” de los españoles y espera que desde el PP “den ejemplo” y que desde ninguna comunidad autónoma la boicoteen ni llamen a la insumisión

La Secretaria de Bienestar Social, Marisol Pérez Domínguez, destacó este lunes la “absoluta normalidad” con que los ciudadanos y ciudadanas han acogido la entrada en vigor de la Modificación de la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo. “Un hecho –añadió- al que, sin duda, ha contribuido la existencia de la ley anterior, de 2005, y la cada vez mayor concienciación sobre los grandes perjuicios del consumo de tabaco”, ya que “cada día son más los ciudadanos conscientes de que se trata de la primera causa de muerte evitable, y que no solo afecta a quién fuma consciente y libremente, sino a quienes lo hacen indirectamente respirando el humo de los fumadores”.

Pérez Domínguez ha insistido en que esa normalidad era “lo esperado” y que los socialistas “siempre hemos confiado en los ciudadanos de nuestro país, en su civismo y responsabilidad” y “nunca hemos pensado que italianos, franceses o irlandeses fueran más responsables”.

Por contra, la dirigente socialista apuntó a que “son otros” quienes “permanentemente ponen en duda la capacidad de los españoles, quienes han dudado y dudan de nuestra madurez, responsabilidad y potencialidades” y que, “como responsables políticos, deberían hacerse mirar su propensión a incumplir la leyes y a dudar de la ciudadanía que suele mostrar más civismo que algunos lideres políticos”.

En este sentido, y puesto que hubo unanimidad en su aprobación en el Parlamento y un apoyo claro al cumplimiento de la misma por parte de todas las CC.AA. en el último Consejo Interterritorial, Marisol Pérez Domínguez afirmo que “espera” que dirigentes del PP y responsables institucionales como Esperanza Aguirre, “den ejemplo de civismo y responsabilidad, pues no sería la primera vez que boicotean una ley estatal o llaman a la insumisión de otras”.

Finalmente, la también diputada socialista ha querido reconocer la labor de los legisladores al elaborar esta norma, ya que “han sabido conjugar muy bien la libertad de todos”, puesto que “no se trata de una ley que prohíba fumar, sino que regula dónde no hacerlo para proteger a los no fumadores y especialmente a los menores, a las mujeres embarazadas y a los trabajadores de la hostelería”.

(Nota de prensa difundida el 2 de enero de 2011)