El PSOE destaca la disminución de emisiones de CO2, que demuestra el "compromiso del Gobierno con el medio ambiente"

Hugo Morán afirma que la situación “choca con la experiencia de los Ejecutivos del PP, tiempos en los que nunca se pasaba de la retórica a los hechos” en materia medioambiental

El Secretario de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán señaló hoy que los datos conocidos sobre la reducción de emisiones de CO2 reflejan el compromiso del Gobierno socialista con el medio ambiente y que “es posible alcanzar objetivos que dependen exclusivamente de la voluntad de acción, algo que choca con la experiencia de anteriores Ejecutivos del PP, tiempos en los que nunca se pasaba de la retórica a los hechos”.

Morán salió así al paso de la noticia dada a conocer hoy por el Ministerio de Medio Ambiente de que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), causantes del cambio climático, descendieron un 8 por ciento en 2008 respecto al ejercicio anterior, según datos provisionales del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), departamento que calificó esta reducción como una “mejora histórica”.

El dirigente socialista recordó que “cada vez se repite, con más frecuencia, el discurso de que la crisis puede ser también una generadora de oportunidades, una crisis económica de gran envergadura y que confluye también con una crisis climática evidentísima; probablemente ante esta situación los Gobiernos tomen conciencia de que hay que avanzar hacia un modelo de desarrollo sostenible que modifique la actual estructura, que fue la que nos llevó a la crisis”.

En este sentido, Morán alabó la línea de trabajo llevada a cabo por el Gobierno para avanzar en este terreno con la creación de un gran espacio de diálogo con todas las organizaciones y colectivos, estableciendo también una serie de mesas sectoriales y fundando un método de trabajo “que empieza a dar resultado”. Así, “se acuerdan medidas, se va estudiando su evolución y se va modificando la estructura legislativa que regula alguna de las actividades que más emisiones generan”. De esta forma, “se pueden ir alcanzando los compromisos que España ha adquirido y quiere llevar a la próxima cumbre de Copenhague, para que Europa lidere la construcción de un modelo sostenible”.

A pesar de los buenos datos conocidos, Morán apela a la prudencia, “entendiendo que esto es un primer paso, pero un paso muy positivo que introduce un punto de inflexión en relación con lo que estábamos acostumbrados a ver con anteriores gobiernos y unos modelos de crecimiento inestables y de alto riesgo”.