El PSOE exige a Empleo que dé marcha atrás en su cambio de criterio sobre las jubilaciones anticipadas

Recuerda que la propia Seguridad Social informó a los afectados de que los convenios individuales no les afectarían a la hora de jubilarse

El PSOE exige al Gobierno que dé marcha atrás en su cambio de criterio sobre las jubilaciones anticipadas y mantenga el derecho a retirarse a los 61 años a los ciudadanos que fueron despedidos individualmente antes del 1 de abril de 2013 y que posteriormente suscribieron un convenio especial individual con la Seguridad Social.

   La portavoz socialista de Seguridad Social en el Congreso, Isabel López i Chamosa, ha señalado en declaraciones a Europa Press que la "única solución" al problema que se ha generado en torno a este tema, que podría afectar a unas 35.000 personas, es "dejar que la gente que quiera se pueda jubilar a los 61 años tal y como les corresponde".

   Porque, a su entender, el problema no es que haya habido una interpretación dispar de la normativa en los diferentes territorios, sino que el Gobierno "intenta de nuevo restringir las jubilaciones anticipadas" y recortar la cuantía de las pensiones, "en la misma dirección que el resto de cambios que ha hecho hasta ahora" en esta materia.

   De hecho, opina que los afectados que acudan a la Magistratura de Trabajo "tienen ganado, sin ninguna duda, el caso", ya que la suscripción de un convenio especial individual no genera nuevos derechos de jubilación, sino que únicamente permite mantener las condiciones de las pensiones y evitar la "pérdida brutal" que se habría derivado de pasar los últimos años antes de la jubilación en el paro.

DAR EXPLICACIONES YA

   Además, López i Chamosa quiere que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, dé explicaciones sobre todo este caso en el Congreso lo antes posible, y por eso ha registrado ya una solicitud de comparecencia ante la comisión parlamentaria del ramo. Una petición que se debatirá en la próxima Diputación Permanente --el órgano que sustituye al Pleno en periodos no hábiles--, que se celebrará a final de mes (previsiblemente el día 26), en aras a que la comparecencia pueda realizarse antes de que acabe el verano.

   El PSOE también ha pedido una comparecencia urgente del secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ante la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo con el mismo objetivo, si bien esta sesión ya se celebraría cuando se reanude el periodo de sesiones.

   Pero, además, López i Chamosa ha registrado una batería de preguntas sobre el tema para saber si el Gobierno "conocía las consecuencias que produce en los legítimos derechos de miles de trabajadores" su cambio interpretativo con respecto al acceso a la jubilación anticipada para los trabajadores en ciertas circunstancias y si cambiará su decisión.

UNIFICAR CRITERIO

    Y es que en el decreto ley de Envejecimiento activo, aprobado en marzo de 2013, se retrasó el acceso a la jubilación anticipada de los 61 a los 63 años, reconociendo no obstante un periodo transitorio hasta 2019 durante el cual podrían acogerse a la normativa anterior tanto los afectados por despidos colectivos como quienes hubieran sido despedidos individualmente antes del 1 de abril de 2013 y luego no hubieran vuelto a ser dados de alta en la Seguridad Social.

   Sin embargo, la Dirección General de la Seguridad Social considera que, a todos los efectos, los despedidos de forma individual hasta el 1 de abril pasado que posteriormente firmaron un convenio especial individual con la Seguridad Social son trabajadores en alta, por lo que no se les puede aplicar la anterio...