El PSOE exige al Gobierno de España que “no especule con la Sanidad Universal por motivos electoralistas”

Sánchez Rubio: “La Sanidad Pública debe volver a ser un derecho universal, derogando el Real Decreto Ley 16/2012 que condicionó el derecho a la salud al aseguramiento”

La secretaria federal de Sanidad, María José Sánchez Rubio, ha exigido al Gobierno de España que ”no especule con la Sanidad Universal por motivos electoralistas”, tras el anuncio del ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, de que los inmigrantes en situación irregular volverán a tener derecho a la atención primaria en el Sistema Nacional de Salud (SNS), pero no recuperarán la tarjeta que les fue retirada con los recortes sanitarios de 2012.

Para Sánchez Rubio este anuncio supone “un brindis al sol”’ porque no recupera el derecho a la universalidad de la Sanidad Pública que eliminó el Gobierno mediante el Real Derecho Ley 16/2012. A su juicio, “la Sanidad Pública debe volver a ser un derecho universal, derogando el Real Decreto Ley 16/2012 que condicionó el derecho a la salud al aseguramiento”. “El PSOE va a seguir  defendiendo una Sanidad Pública Universal, Sostenible y de Calidad, por lo que seguiremos reclamando, todos los días y en todos los foros, la derogación de dicho RD-Ley que excluyó de la asistencia sanitaria a 900.000 personas y la vuelta al modelo anterior, que nos hizo referentes en Europa y el mundo”.

“En su momento ya dijimos que esta exclusión no suponía una medida de ahorro, tal y como se ha argumentado desde el Gobierno Central, ya que la frecuentación de estas personas a los servicios sanitarios es baja -tanto en primaria, con un 0,6% de las consultas totales, como en urgencias con un 2,3%-, por lo que en ninguno de los niveles supone una saturación, y las declaraciones del Ministro no responden a la realidad de los datos”, ha señalado.

La dirigente socialista ha afirmado también, que “la Sanidad pública debe volver a ser un derecho universal”  y ha exigido al Gobierno que “derogue el RD-Ley 16/2012 que rompió la universalidad del sistema sanitario público, un modelo injusto e insolidario con el que la Defensora del Pueblo, las organizaciones no gubernamentales y todos los partidos, a excepción de la derecha, están en contra”.

“Una vez más –ha explicado- la derecha española actúa como apisonadora de derechos en el ámbito sanitario, porque el PP nunca ha creído en lo público y ha aprovechando la crisis económica para desprestigiar, deteriorar y desmantelar el Sistema Nacional de Salud, con el objetivo de ponerlo en manos de los mercados a través de la privatización de los servicios sanitarios, como ya está ocurriendo en aquellas Comunidades en las que gobierna el Partido Popular”.

Sánchez Rubio ha defendido que “los y las socialistas rechazamos rotundamente el mercadeo con la salud de las personas, y la especulación con la Sanidad Pública con motivos de rédito electoral e intereses económicos”, agregando que la “la salud de las personas no puede estar condicionada al calendario electoral”.

Además, ha manifestado que “el Gobierno de España lo que debe hacer es garantizar la sostenibilidad del Sistema con una financiación justa y adecuada, así como derogar los copagos, y no poner obstáculos a las medidas de eficiencia de las Comunidades Autónomas, como la selección pública de medicamentos andaluza. Finalmente,  ha recordado al Gobierno de España que “la salud es un derecho de todas las personas, no solo de qu...