El PSOE exige al Gobierno mayor inversión en políticas de empleo y la contratación de 3.000 profesionales para atender a las personas que están en el paro

El PSOE reclama que el gasto en políticas de empleo represente el 1,5% del PIB (15.000 millones de euros) y que se aumente el SMI

La Secretaria de Empleo del PSOE, Maria Luz Rodríguez, que se ha reunido esta tarde con los con responsables de empleo de las federaciones socialistas, ha exigido al Gobierno una mayor inversión en políticas de empleo y la contratación de 3.000 profesionales para atender a las personas que están en el paro.

La responsable de Empleo de la Ejecutiva Federal, ha dicho que para el PP la única política activa del empleo “consiste en las bonificaciones a las empresas porcotizaciones a la Seguridad Social, lo que provoca problemas de sostenibilidad financiera a las cuentas del Estado y no sirve para crear empleo”. Por eso, Maria Luz Rodríguez ha explicado que frente a la inacción del Gobierno en políticas activas de empleo, el modelo del PSOE se basa en la orientación del desempleado, la acreditación de sus competencias, la formación continuada del mismo y el fomento de su contratación.

La dirigente socialista ha criticado que en un país de 5,6 millones de parados, el PP reduzca las políticas activas de empleo en un 45% en estos dos años, por lo que ha exigido al Gobierno de Rajoy que el gasto en políticas de empleo represente el 1,5% del PIB (15.000 millones de euros) y se incorporen 3.000 profesionales de empleo para orientar y formar a los desempleados.

En el transcurso del encuentro, los representantes del PSOE en materia de empleo de las CCAA han denunciado la falta de fondos para poner en marcha la Garantía de Empleo Juvenil, la falta de coordinación del Gobierno con las Comunidades Autónomas, que no tienen ni siquiera el acceso a las bases de datos de quién se apunta al programa, que se queda en 25 años y no llega a los 30, y la ausencia de programas de formación para estos jóvenes.

Los responsables socialistas de empleo también han reclamado una subida del Salario Mínimo Interprofesional. Consideran que no pueden seguir las políticas de devaluación salarial que están generando gran desigualdad en España, con cada vez más trabajadores que no salen de la pobreza y que además deprimen la demanda interna.