El PSOE exige al Partido Popular que deje de presionar a las televisiones públicas y privadas

Madrid, 28 de abril de 2011.- El PSOE exige al Partido Popular que deje de presionar a las televisiones públicas y privadas con maniobras que demuestran su escaso talante democrático. Resulta paradójico que ahora el PP “confíe en la objetividad e independencia de los profesionales” de las televisiones privadas, cuando hace sólo unos días presentó una reclamación contra varias de estas cadenas por ofrecer información objetiva sobre los imputados que concurren en sus listas en Valencia. Reclamación que sólo retiraron cuando se hizo pública y concitó las críticas de los propios profesionales de los medios de comunicación.

Resulta aún más sorprendente que este falso respeto por el trabajo de los profesionales de las cadenas privadas, se produzca en plena campaña de acoso y derribo contra Radio Televisión Española y varios de los periodistas que desempeñan su trabajo en la Corporación Pública.

Es igualmente sorprendente que esta lección de respeto por la pluralidad informativa se produzca en un momento en que el Partido Popular se dedica a buscar todo tipo de excusas para no celebrar debates electorales. Los candidatos del PP de La Rioja, Castilla y León, Valencia, Castilla La Mancha, Murcia, Baleares, Cantabria y Navarra, así como numerosos candidatos municipales populares niegan a los ciudadanos el derecho a asistir a debates entre las fuerzas políticas que optan a gobernar sus ayuntamientos y comunidades autónomas.

El supuesto compromiso expresado hoy por el Partido Popular no es más que otra maniobra estratégica destinada a presionar a las televisiones y a minar la pluralidad informativa de los medios de comunicación privados y públicos.

El PSOE exige al Partido Popular que adopte el modelo de televisión plural e independiente que representa RTVE en las comunidades autónomas en que gobierna. La línea de manipulación informativa de Telemadrid, TVG, Canal 9 y la Televisión Autonómica de Murcia no legitima al PP para dar lecciones a ningún partido y, aún menos, a los medios de comunicación públicos y privados.

El PSOE exige al Partido Popular que dé ejemplo de trasparencia democrática y de respeto a la libertad de expresión aceptando la realización de debates electorales en todas y cada una de las comunidades autónomas donde se celebran elecciones el 22 de mayo.

El PSOE exige al PP que deje de interferir en el trabajo de los profesionales y directivos de los medios de comunicación públicos y privados.