El PSOE exige la retirada de la Ley Wert y que se abra un proceso de diálogo para la mejora del sistema educativo

El portavoz socialista de Educación, Mario Bedera, ha defendido hoy en el Pleno del Congreso una moción, consecuencia de la interpelación que formuló el pasado miércoles al ministro José Ignacio Wert, que se votará mañana jueves

El portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Socialista ha exigido hoy al Gobierno que “retire el Anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE)” e inicie un “diálogo abierto con la comunidad educativa, con las administraciones educativas autonómicas, y con los diferentes grupos políticos para acordar las medidas necesarias para mejorar nuestro sistema educativo”.

Bedera ha defendido hoy en el Pleno del Congreso una moción, consecuencia de la interpelación que formuló el pasado miércoles al ministro José Ignacio Wert, que se votará mañana jueves.

El portavoz socialista ha denunciado que la Ley Wert “atenta frontalmente contra la Igualdad de oportunidades” ya que “está diseñada como una carrera de obstáculos donde sólo los muy dotados o los que tengan más recursos saldrán adelante, mientras al resto se les expulsará del sistema a través de las reválidas o se los desviará desde edades tempranas por itinerarios segregadores”.

Tampoco mejorará la calidad porque “habrá más repetidores” y porque “no se formará integralmente al alumno, sólo se le se entrenará para superar las reválidas”. En definitiva, “estamos ante una ley que no va contra el fracaso escolar sino contra los alumnos que fracasan”, resumió.

Igualmente, Bedera ha señalado que la Ley “subordina la escuela pública a la privada”, siguiendo el modelo de la Comunidad de Madrid, puesto que “incorpora los conciertos a la demanda, la zona única de escolarización, la posibilidad de concertar centros que segregan niños y niñas, y los privilegios fiscales concedidos a las familias que escolaricen en colegios privados”.

Finalmente, el portavoz socialista considera que la Ley “es profundamente confesional” y que el tratamiento de la asignatura de religión y de su alternativa, “rompe con la neutralidad del Estado en materia religiosa contenido en nuestra Constitución”.

Bedera ha reprochado al ministro Wert que “empezó diciendo que no se aprobaría una nueva ley educativa y resultó no ser cierto”, del mismo modo que se habló de “ajustes” y al final “se recortó uno de cada tres euros”. Asimismo ha asegurado que el ministro ha ido “cediendo a las presiones de los sectores más radicales de su partido y de la conferencia episcopal”. También ha señalado el conflicto de competencias con las CCAA, la recentralización y el control del Ministerio a través de pruebas externas que van a condicionar el trabajo diario de los profesores y a terminar con la autonomía curricular de los centros, y sobre todo ha criticado que “en ningún momento ha contado con la Comunidad educativa”.

Consenso para mejorar el sistema educativo

Por todo ello, el PSOE reclama que, una vez retirado el anteproyecto, “se promueva un diálogo abierto con la comunidad educativa, con las administraciones autonómicas y con los diferentes grupos políticos para acordar las medidas necesarias para mejorar nuestro sistema educativo”, retomando “el proceso de diálogo que se inició la pasada legislatura con el ministro Gabilondo”. En este sentido, el portavoz socialista ha recordado que “nunca se ha aprobado una ley educativa sin los suficientes consensos, tanto dentro como fuera del Parlamento, y cuando se intentó no tuvo éxito”.

“No se pueden pedir consensos, con un texto encima de la mesa. Eso no es pedir acue...