El PSOE hace un llamamiento urgente a las partes para rebajar la tensión en Ucrania y e insiste en trabajar hasta el límite la vía del diálogo "porque la guerra no es una opción"

Elena Valenciano analiza la crisis política en este país junto a Javier Solana, Enrique Barón y responsables socialistas del área internacional

La Vicesecretaria General del PSOE y Vicepresidenta del Partido Socialista Europeo, Elena Valenciano, ha mantenido hoy en Ferraz una reunión para analizar la crisis política en Ucrania, en la que han participado el ex responsable de política exterior de la UE y ex secretario General de la OTAN, Javier Solana, el ex presidente del Parlamento Europeo, Enrique Barón y responsables del área internacional del PSOE como el secretario ejecutivo para la UE, Juan Moscoso del Prado, y los eurodiputados socialistas Enrique Guerrero y María Muñiz.

Valenciano ha condenado con rotundidad la violación del derecho internacional que supone cualquier intervención militar en un Estado soberano y ha recordado “la obligación de todos los actores implicados, incluida Rusia, de respetar la integridad territorial y la soberanía de Ucrania”, en cumplimiento del Memorándum de Budapest de 1994.

Sin embargo, frente a quienes alientan una escalada en la respuesta a los últimos acontecimientos en Crimea, la candidata socialista para las europeas ha hecho un llamamiento a todas las partes implicadas para rebajar el nivel de tensión y ha defendido “trabajar hasta el límite la vía del diálogo como único camino para preservar la paz. La guerra no es una opción”.

En este sentido, la dirigente socialista ha subrayado “que gestos y retórica propios de la Guerra Fría, y políticas de aislamiento no van a funcionar con Rusia. Debemos, en cambio, hacer lo posible por incluir a Rusia en un verdadero diálogo político”, también en el marco de organismos multilaterales como la OSCE. “Nuestra vecindad oriental es a su vez vecindad occidental de Rusia, todos compartimos el interés por la estabilidad y el progreso de la región”.

Elena Valenciano ha mostrado el respaldo de los socialistas a mayores esfuerzos, tanto políticos como económicos, por parte de la UE en apoyo de un proceso democrático en Ucrania respetuoso con todas las minorías del país, y de la mejora de las condiciones de vida del pueblo ucraniano, al tiempo que ha mostrado su convencimiento de que “la nueva Ucrania debe construirse sobre la unidad, y no sobre la división y el enfrentamiento étnico y lingüístico”.