El PSOE insiste en agotar las vías diplomáticas en Siria para conseguir una solución política al conflicto

Valenciano alerta sobre los riesgos de una regionalización del conflicto y reclama a la comunidad internacional una acción firme y unívoca para proteger a la población civil

La Vicesecretaria General del PSOE, Elena Valenciano, ha insistido en la necesidad de “agotar todas las vías diplomáticas para conseguir una solución política que ponga fin a la guerra civil y a la continuada masacre de civiles en Siria”.

Valenciano ha mostrado su preocupación ante las últimas informaciones sobre el posible uso de armas químicas en el país, así como por los ataques militares que habría efectuado Israel sobre territorio sirio.

“Existe una gran confusión sobre lo que está pasando en la zona”, ha afirmado la responsable socialista, que ha reclamado un pronunciamiento urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, “para evitar un mayor deterioro de la situación y los gravísimos riesgos que conllevaría una propagación del conflicto en la región”. Para la dirigente socialista, el máximo órgano de NNUU, paralizado por las posiciones de Rusia y China, “no ha estado hasta ahora a la altura de su responsabilidad con el pueblo sirio”.

“La comunidad internacional no puede seguir tolerando la violencia indiscriminada contra una población civil masacrada a manos de Al Assad y su régimen, pero no existe una solución militar a la crisis en Siria”, ha alertado Valenciano.

“En un conflicto que ya ha causado cerca de 80.000 muertos y más de 750.000 refugiados, la respuesta no pasa por inundar el país con armas o por intervenciones militares unilaterales”, ha insistido Valenciano. “Se necesita una solución pacífica, basada en el diálogo político, la reconciliación nacional y en llevar ante la justicia a los responsables de las gravísimas violaciones de derechos humanos en el país –en especial Al Assad-, y para ello es imprescindible una posición firme y unívoca del Consejo de Seguridad”.

Por último, la dirigente socialista ha reiterado la necesidad de que la comunidad internacional, con especial protagonismo de la UE, redoble sus esfuerzos y sea efectiva a la hora de asegurar que la ayuda humanitaria llega toda la población que necesita con urgencia alimentos y medicinas tanto en el interior del país, como en los campos de refugiados en países vecinos.