El PSOE insiste en la necesidad de que el dinero del rescate bancario llegue a las familias y a las empresas

La Secretaria de Economía ha recordado que el Gobierno alemán acaba de señalar su preocupación ante la constatación de que las empresas y las familias españolas tienen graves dificultades para financiarse_x000D_

La Secretaria de Economía y Empleo, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha señalado que “al parecer no va nada descaminada la propuesta del PSOE de que se aprovechen 30.000 millones del rescate bancario para que el crédito llegue de verdad a la economía real, a las empresas y a las familias”.

Tras las últimas informaciones conocidas hoy, la dirigente socialista ha subrayado que cada vez hay más voces en España y en Europa que consideran absolutamente necesario realizar una “recapitalización preventiva” de los bancos españoles para evitar nuevos problemas.

Inmaculada Rodríguez-Piñero lamenta las “apresuradas” críticas del PP y de algunas fuentes de la UE al plan del PSOE cuyo objetivo es reactivar la economía y conseguir que el crédito llegue a las empresas y a las familias.

Piñero ha recordado que el Gobierno alemán acaba de señalar su preocupación ante la constatación de que las empresas y las familias españolas tienen graves dificultades para financiarse.

“El Gobierno no puede esperar a se le exija otro rescate financiero que llegaría tarde y mal. Hay que actuar de forma preventiva, utilizando la línea de crédito de forma finalista para rescatar a empresas y familias y así también contribuir al saneamiento del sector financiero”, insiste la dirigente socialista.

“Lo que tiene que hacer el Gobierno es convencer a los socios europeos de que hay que actuar sobre la raíz del problema, utilizando el dinero del MEDE para que ningún proyecto viable se quede sin financiación, para que ninguna empresa cierre por falta de liquidez y para reestructurar la deuda de las familias más vulnerables que se enfrentan a una situación de insolvencia sobrevenida para evitar más impagos, desahucios y deterioro de los balances bancarios”, agrega.

“Esta es una medida técnicamente factible que requiere voluntad política, en la que hay que hacer valer que esta mayor disponibilidad revertirá en beneficio de familias y empresas, y además contribuirá al saneamiento de nuestro sector financiero, muy amenazado por el incremento de la morosidad y por la falta de crecimiento, tal y como ya, al parecer, el Gobierno alemán ha señalado”, concluye.