El PSOE insiste en que el PP obstaculiza la acción de la justicia en un caso "que exige respuestas y responsabilidades ante una ciudadanía estupefacta"

Rafael Simancas asegura que, respetando las decisiones judiciales, resulta evidente que el comportamiento del PP "es reprobable desde el punto de vista moral y político" al haber estado obstaculizando las investigaciones judiciales "de forma grave y reiterada"

El Secretario de Formación de la Ejecutiva Federal del PSOE, Rafael Simancas, ha asegurado esta tarde que el PSOE cree que el PP ha “obstaculizado de forma grave y reiterada” la labor de la justicia en su investigación sobre la financiación irregular de los populares, y la contabilidad B recogida en los papeles de Bárcenas.

El dirigente socialista se ha manifestado en estos términos al referirse a la decisión del juzgado de instrucción número 32 de Madrid, que hoy ha decretado el archivo de la investigación sobre la destrucción de los discos duros de los ordenadores que Luis Bárcenas poseía en la sede del PP.

Según ha señalado Rafael Simancas, el PSOE respeta la decisión del juzgado, “pero cree que hay un comportamiento muy reprobable desde el punto de vista moral y político” porque el PP “no ha dejado, ni dejará, de poner obstáculos a las investigaciones judiciales sobre la contabilidad B que durante años ha mantenido para financiarse de forma fraudulenta”.

“Lo hemos visto antes con los sobresueldos, y lo estamos viendo ahora con los discos duros de Bárcenas, y los famosos 200.000 euros de Cospedal que ahora el PP dice que nunca tuvo”, ha señalado Simancas, para quien los populares deben “dejar de mentir, de negar lo evidente y ocultar datos a la justicia”. “Rajoy debe dar de una vez explicaciones y dejar de frustrar las exigencias legítimas de la ciudadanía por conocer la verdad”, ha dicho el dirigente socialista.

Para Rafael Simancas, estamos ante una “treta continuada” del PP para “dar largas a una interminable lista de corrupciones del PP que van desde la financiación irregular del partido hasta el cobro de sobresueldos en negro entre sus dirigentes, pasando por las adjudicaciones de contratos a cambio de donaciones, la destrucción de pruebas y un sinfín de despropósitos en un caso que exige respuestas y responsabilidades ante una ciudadanía estupefacta y harta”