El PSOE insta a los responsables de Interior a que den “explicaciones” por los graves incidentes con estudiantes en Valencia

Soraya Rodríguez pide a Fernández Díaz que desautorice a la delegada del Gobierno y que el director general de la Policía haga lo propio con el jefe superior que tacho a los manifestantes de ‘enemigos’

Madrid, 21 de febrero de 2012.- La portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, instó a los responsables del ministerio del Interior a que “salgan ya a dar la cara y una explicación” por los graves incidentes ocurridos en las manifestaciones de estudiantes en Valencia. Rodríguez ha pedido al ministro del Interior que “desautorice” las declaraciones de la delegada del Gobierno quien calificó estos hechos de anécdota, y ha emplazado al director general de la Policía a que haga lo propio con el jefe superior en Valencia y “le diga que no está tratando con enemigos, sino con ciudadanos en una democracia, muchos de ellos menores de edad”.

 

En una entrevista en el Informativo Matinal de Tele 5, Rodríguez ha dicho que “tienen que cesar estas actuaciones y reconducirse” porque “el ministerio del Interior está para garantizar el orden, pero también para garantizar que el uso de la fuerza sea el último recurso” y ha pedido que el ministerio del Interior “abra una investigación para depurar responsabilidades”.

 

Reforma Laboral

 

Sobre las protestas del domingo contra la reforma laboral, Rodríguez aseguró que “el PP debería escuchar ese clamor, ese NO tan rotundo que le hemos transmitido las fuerzas políticas, los sindicatos y los ciudadanos” y “rectificar”, porque su “contrarreforma laboral”, además de abaratar el despido, “vulnera la negociación colectiva y los principios sobre los que hemos ido consiguiendo, a lo largo de 30 años de democracia, la paz social y la cohesión social”.

 

“De llevarse a cabo esta reforma –ha insistido la portavoz socialista-, los trabajadores de éste país van a perder todos los derechos que se han ido adquiriendo y construyendo”. Eso “no lo puede hacer el Partido Popular” y menos “de forma unilateral y sin acuerdo político ni sindical”, pues las consecuencias serán “un deterioro democrático y social muy fuerte”.