El PSOE lamenta que la Conferencia Episcopal se posicione contra "derechos básicos de las personas", como la libertad de decisión de las mujeres o el matrimonio gay

Purificación Causapié denuncia que la jerarquía eclesial española "sigue actuando en contra de la igualdad y la libertad de las personas"

El PSOE ha lamentado esta tarde a través de su Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, que los obispos españoles “sigan en posturas contrarias a los derechos básicos de las personas, como es el derecho a decidir de las mujeres, o el de que cada uno se case con quien le parezca”. En esos términos se ha manifestado la dirigente socialista en contestación a las declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, quien ha exigido hoy al Gobierno que cambie la legislación sobre el aborto y el matrimonio entre personas del mismo texto.

“Los socialistas defendemos la libre decisión de las mujeres como un derecho fundamental. Las leyes restrictivas de interrupción voluntaria de embarazo, como las que defiende Rouco Varela, no reducen el número de abortos, sino que incrementan el número de mujeres muertas o que pierden su salud porque abortan en la clandestinidad y en condiciones insalubres”, ha dicho Causapié.

Respecto al matrimonio igualitario, Purificación Causapié ha asegurado que la Conferencia Episcopal “sigue actuando en contra de la igualdad, colocándose además en contra de las familias”, por lo que ha preguntado a Rouco Varela “si los niños de estas familias no tienen los mismos derechos que el resto, porque no entendemos que discrimine a los menores con sus comentarios”.

La Secretaria de Igualdad del PSOE ha recordado además que en el mundo cerca de 50.000 mujeres mueren cada año por un aborto inseguro, allí donde el aborto está penalizado, mientras que en países como el nuestro, con leyes muy amplias y que garantizan el derecho a decidir, tienen las tasas más bajas de mortandad.