El PSOE llama a resolver la tensión antes de que afecte a la relación bilateral con Reino Unido

El portavoz socialista en asuntos de la Unión Europea, Juan Moscoso del Prado, defiende la idea de avanzar de forma paralela en dos foros que no se condicionen mutuamente, uno bilaleral con Reino Unido sobre soberanía, y otro en el que hay que dialogar con Gibraltar sobre asuntos "cotidianos"

El portavoz socialista en asuntos de la Unión Europea, Juan Moscoso del Prado, alertó este martes al Gobierno sobre la necesidad de resolver la tensión con Gibraltar y conjurar el riesgo de que un “larguísimo tiempo de alejamiento” pueda afectar a la relación bilateral de España con Reino Unido.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, compareció en el Congreso de los Diputados para explicar la situación con Gibraltar. En su intervención, Moscoso respaldó la idea de avanzar de forma paralela en dos foros que no se condicionen mutuamente, uno bilaleral con Reino Unido sobre soberanía, y otro en el que hay que dialogar con Gibraltar sobre asuntos “cotidianos”.

El portavoz socialista expresó su respaldo al Gobierno para superar la situación pero criticó que el ministro se sorprenda por la ruptura de la confianza con Gibraltar tras el nombramiento de Picardo como ministro principal porque “con este gobierno no ha habido nunca relación de confianza”.

En nombre de CiU, Jordi Xuclà se centró en subrayar la responsabilidad del Gobierno en algo en lo que no suele incidir mucho, y es en la falta de vigilancia que ha permitido que Gibraltar compre arena y roca a España para ampliar su territorio, por importe de más de 18 millones de euros en los últimos años.

Para Aitor Esteban, del PNV, el asunto de Gibraltar ha sido “una de las serpientes del verano”, y alertó al ministro de que el Gobierno debe tener otras prioridades en su gestión. En pleno siglo XXI, le dijo, “uno no se puede envolver en la bandera ni en el Tratado” sino que es necesario atender además a la voluntad de las poblaciones y al diálogo. Se congratuló, en ese sentido, de que el ministro incidiera en la necesidad de dialogar, aunque al inicio de la crisis “no lo parecía”.

Irene Lozano expresó el respaldo de UPyD al Gobierno y criticó el discurso de ERC como si hubiera “un nacionalismo malo y otro bueno”, ya que para la humanidad en general “todos han sido nefastos”.

El portavoz de ERC, Joan Tardà, defendió el derecho de autodeterminación de los pueblos, y criticó al Gobierno por refugiarse en un nacionalismo como el que dice denostar en Cataluña.

Defendió el derecho de autodeterminación de los pueblos y regaló al ministro una camiseta de la cadena humana por la independencia, convocada con motivo de la Diada.

José Luis Centella, de Izquierda Plural, acusó al Gobierno de utilizar a Gibraltar “como cortina de humo para desviar la atención de otros asuntos”, pero con el problema de que “detrás del humo hay fuego real” y es necesario concretar soluciones.

En el relato expuesto por el ministro, Centella echó en falta que el entonces ministro de Asuntos Exteriores en un Gobierno del PP Josep Piqué llegó a hablar de “cosoberanía”, o que ese partido llamó “alarmistas” a quienes protestaban por la reparación de un submarino nuclear.

El ministro aseguró que la política “de concesiones” ha logrado muy poco en 300 años, y Centella respondió que la presión y el intendo de “intimidar a los vecinos de la roca”, aún menos. En su opinión, es necesario defender ante la Unión Europea la eliminación de los paraísos fiscales, y una auditoría medioambiental de todo el litoral.

José María Beneyto, del PP, lamentó que la más mínima cesión por parte de España h...