El PSOE lleva a los ayuntamientos y parlamentos autonómicos la petición de un nuevo subsidio para desempleados sin prestaciones y con hijos a su cargo

La primera ofensiva territorial del PSOE se centra en la ayuda a los más necesitados

El PSOE presentará mociones en todos los ayuntamientos y parlamentos autonómicos instando al Gobierno a que establezca un subsidio para que los desempleados sin ningún tipo de prestación y con cargas familiares, puedan percibir "una renta económica con la que sobrevivir", en la línea de la iniciativa presentada esta semana por el PSOE en el Congreso mediante una proposición no de ley. Se trata de la primera ofensiva territorial que lanza el PSOE bajo el liderazgo de Pedro Sánchez con el claro objetivo de emplazar al Estado a la defensa de quienes peor lo están pasando.

Con ello, los socialistas apuestan por seguir incrementando los derechos de la ciudadanía, especialmente los de protección económica de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad, a través de una  "alternativa creíble y sostenible desde el punto de vista económico". Así, para el PSOE este subsidio sería perfectamente financiable con el ahorro de los 5.800-6.000 millones de euros que a final de año habrá en la partida de los PGE de 2014 destinada a protección económica por desempleo.

La propuesta socialista afectaría, además de a parados sin ningún tipo de prestación o renta con familiares a cargo, a mujeres víctimas de violencia de género, a personas con discapacidad y a los desempleados mayores de 45 años sin ningún tipo de renta ni protección. Una medida "coyuntural", que permanecería en vigor mientras nuestro país tenga una tasa de paro por encima del 15%, y con una cuantía de la percepción prevista por PSOE cifrada en 426 euros mensuales, que se incrementarían en 100 euros más por cada por cada hijo menor a cargo. Este subsidio se abonaría en principio por 6 meses, pero podría prorrogarse, y entraría en vigor con carácter retroactivo a partir del 1 de agosto de este año.

AYUDA PARA ALIMENTOS

Junto a esta iniciativa, el PSOE llevará también a los municipios y parlamentos de las CCAA otra iniciativa -que también ha sido presentada por los socialistas en la Cámara Baja- para reforzar la financiación pública con la finalidad de garantizar a las personas más necesitadas una "cantidad suficiente" de alimentos básicos de calidad, tanto a través de los Presupuestos Generales del Estado como en el marco de las políticas de cohesión para la inclusión social y el apoyo de los servicios sociales de integración prestados por las administraciones públicas y asociativas. Así, se trata de subsanar la "merma sufrida en el Plan de Ayuda Alimentaria 2014", garantizando que la calidad y variedad de los productos sea "igual o superior" a la del Plan del 2013.

UNA INVERSIÓN EN SOLIDARIDAD

Para la Secretaria de Política Municipal, Adriana Lastra, se trata de "estar al lado de las personas que más lo necesitan en momentos tan duros de crisis económica" y para ello "instamos al Ejecutivo a que no haya ahorro económico en protección por desempleo, se invierta en solidaridad" y "que esa inversión inicialmente prevista no retorne a las arcas públicas, sino que se emplee en cubrir las situaciones de necesidad de las personas en situación de desempleo".