El PSOE muestra su satisfacción por la aprobación del acuerdo que permite al Ministerio de Sanidad comprar vacunas de forma centralizada

Marisol Pérez destaca que medidas como esta ayudan a reducir el gasto sanitario sin que sea necesario ni el copago que defiende el PP ni el recorte de gastos que va a realizar CIU en Cataluña_x000D_

Marisol Pérez, Secretaria de Bienestar Social del PSOE, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo aprobado hoy por el Consejo de Ministros para que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad pueda comprar de manera centralizada las vacunas de gripe estacional para la temporada 2011-2012 y que serán distribuidas entre las Comunidades Autónomas que se han sumado al acuerdo.

La dirigente socialista destaca que “con esta iniciativa, que ha salido adelante gracias al impulso del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se va a lograr una importante reducción en el precio de las vacunas, lo que redundará en un recorte significativo del gasto farmacéutico de todas las administraciones que se han sumado a este procedimiento”. Además, subraya que con esta medida el Ministerio de Sanidad cumple otro más de los acuerdos que se alcanzaron en el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado el 18 de marzo del año pasado, donde se adoptó una hoja de ruta para el sostenimiento de la calidad, equidad y cohesión del sistema, para que todos los ciudadanos tengan los mismos servicios de salud.

Según las estimaciones del propio Ministerio, se van a comprar por este método más de 3,4 millones de vacunas, lo que va a suponer un ahorro de 3,2 millones de euros.

A juicio de Marisol Pérez, “medidas como las que ha aprobado hoy el Gobierno demuestra que se pueden realizar acciones que ayudan a reducir el gasto sanitario sin que sea necesario, ni hacer pagar dos veces a los ciudadanos por la asistencia sanitaria pública, como quiere hacer el PP con el copago, ni reducir el presupuesto en sanidad como está haciendo CIU en Cataluña”, unas acciones que son “injustas, insolidarias y, a tenor de lo que demuestra el acuerdo aprobado hoy, innecesarias cuando se tienen claras las prioridades”.