El PSOE pide 28 años de prisión para Bárcenas y Lapuerta, y considera al PP responsable civil directo por beneficiarse de la financiación irregular

El secretario de Política Federal, Antonio Pradas, dice que en tanto el PP y Rajoy no asuman responsabilidades, “estará inhabilitado para gobernar y adoptar medidas sobre corrupción”.

El PSOE ha presentado hoy un escrito de acusación, en el caso Gürtel, en el que solicita 28 años de prisión para los dos ex tesoreros del PP –Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta-, 25 años de cárcel para el ex gerente del PP -Cristóbal Páez- y la comparecencia, en calidad de testigos, de todos los ex secretarios generales del PP en los 20 años en los que se ha estado financiando irregularmente al partido.

 

 Así lo ha explicado esta tarde, en los pasillos del Congreso, el secretario de Política Federal, Antonio Pradas, quien ha señalado que “el PSOE considera como responsable civil al Partido Popular, no a título subsidiario sino a título directo, porque se ha estado beneficiando directamente”.

 

“Vamos a actuar con todas las consecuencias legales para que de alguna forma quede constancia de lo que la ciudadanía tiene muy claro: que el PP ha estado financiándose durante 20 años, ha estado pagando sobresueldos a sus dirigentes en momentos en que no podían compatibilizarlos, han pagado la sede de su partido, y han estado sufragando campañas electorales” ilegalmente,  con lo que “han estado haciendo una política dopada” en relación al resto de las fuerzas políticas.

 

Según Pradas, “se demuestra que el PP no ha sido perjudicado como ellos han estado manteniendo, sino que se han beneficiado” en este proceso, que es “un proceso vergonzoso”. En tanto el Partido Popular y sus responsables directos, los secretarios generales y el presidente, no clarifiquen este caso y asuman responsabilidades, “entendemos que el PP estará inhabilitado para gobernar y adoptar medidas relacionadas con la corrupción”, afirmó.

 

Amnistía fiscal en Grecia

En otro orden de cosas, Antonio Pradas se ha mostrado sorprendido por el anuncio del gobierno griego de aprobar una amnistía fiscal para los capitales que regresen del extranjero, y se ha preguntado “si todas esas fuerzas que fueron a apoyar a Syriza, como Podemos, comparten también ese tipo de medidas”. “Lo tendrían que clarificar para que la ciudadanía pudiera valorar cuáles son las propuestas de estas organizaciones”, reclamó