El PSOE pide a las fuerzas políticas de Egipto que escuchen a su pueblo y eviten el derramamiento de sangre

La Vicesecretaria General y responsable de política exterior del Partido Socialista, Elena Valenciano, ha expresado hoy su profunda preocupación por la situación que se vive en Egipto, donde varios días de protestas han causado ya la muerte de 18 personas y más de 700 heridos.

 

Valenciano ha reclamado al gobierno del Presidente Morsi que ponga fin a toda violencia ejercida contra las protestas pacíficas y que "garantice plenamente derechos y libertades irrenunciables en un sistema democrático como las de expresión y reunión que con tanto esfuerzo se ha ganado el pueblo egipcio".

 

“Las calles del país vuelven a llenarse dos años después de la explosión de esperanza que expulsó a Mubarak. Es imprescindible que las fuerzas políticas escuchen a su pueblo y atiendan las legítimas reclamaciones de una parte insoslayable de la sociedad, estableciendo vías de diálogo y negociación que eviten una mayor escalada de la tensión y el derramamiento de sangre".

 

En relación al ultimátum dado por el Ejército, Valenciano ha denunciado que "cualquier intervención militar en el esfera política sería inaceptable y retrotraería al país a un pasado al que la sociedad evidentemente no quiere regresar, además de generar una situación de impredecibles consecuencias".

 

La responsable socialista ha mostrado su rotunda condena ante la muerte de casi una veintena de personas en las protestas, y en particular, ha expresado el pésame del Partido Socialista a los familiares y allegados de Yorsi Al-Masri, "un miembro de nuestro partido hermano, el Partido Socialdemócrata Egipcio (ESDP), que ha sido brutalmente asesinado en Alejandría". El PSOE se une al Partido Socialista Europeo en su exigencia para que este deleznable crimen sea investigado y sus responsables llevados ante la justicia.

 

"Toda nuestra solidaridad y apoyo en estos difíciles momentos al ESDP en su continua lucha por la libertad, los derechos humanos, la democracia, las libertades fundamentales y la dignidad del pueblo egipcio" ha concluido Valenciano.