El PSOE pide a los bancos que paralicen los desahucios hasta que se modifique la ley actual

Óscar López asegura que "sobran los motivos" para la convocatoria de huelga general por parte de los sindicatos_x000D_

“Un país como España, en pleno siglo XXI, no puede permitirse dramas personales, intolerables” como los que están sucediendo. Así de tajante se ha mostrado el secretario de Organización, Óscar López, al referirse al drama de los desahucios, que esta misma mañana se cobraba la vida de una mujer, en Barakaldo, que se ha lanzado desde una ventana al vacío ante el desahucio inmediato de su hogar. López ha insistido en que es “muy urgente” alcanzar un acuerdo para evitar estos dramas y “eso es lo que le hemos propuesto al Gobierno, pero”, ha añadido López, “hay que exigir a los bancos que no apliquen ni un solo desahucio más” hasta que se consiga la modificación de la ley de desahucios.

“Hay que hacer cambios para hacer lo correcto que es: primero pensar en las personas y luego en todo lo demás”, ha asegurado López, porque hay “dramas que no podemos consentir como sociedad” de un país “moderno y avanzado”. Estos dramas “nos ponen a prueba como país”.

El secretario de Organización del PSOE también se ha referido a la huelga general convocada por los sindicatos para el próximo miércoles 14 de noviembre. Para el dirigente socialista, “sobran los motivos”. “Con la suma de los recortes en sanidad, en educación, en dependencia, y la reforma laboral la respuesta es que sobran motivos para la convocatoria europea que han hecho los sindicatos.

López ha hecho estas declaraciones en la clausura de la jornada ‘Políticas de crecimiento frente a la crisis en Europa’ organizada por la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo en Valencia. Allí, secretario de Organización del PSOE también ha defendido la apuesta del Partido Socialista en España y de los socialdemócratas en Europa por las políticas de crecimiento para superar una crisis “que dura demasiado” porque las políticas de la derecha “de recortes y más recortes” demuestran que no es el camino y “sólo hacen sufrir a la gente que no provocó la crisis”.