El PSOE pide a Rajoy y a Mas que "dejen los juegos tácticos" y "aporten soluciones" al grave problema catalán

Meritxell Batet defiende una "renovación" del pacto constitucional consensuada entre todos, para "mejorar la convivencia, seguir juntos, y construir el futuro que los ciudadanos nos están reclamando"

La Secretaria de Estudios y Programas y diputada por Barcelona, Meritxell Batet, ha pedido hoy en nombre del PSOE a los gobiernos de la Generalitat y de España “que aporten soluciones” al conflicto con Cataluña “y dejen los juegos tácticos para otras cuestiones menos relevantes”.

         Durante una rueda de prensa en la sede de Ferraz, Batet denunció que ambos ejecutivos “dediquen todos sus esfuerzos a una crónica que ya está escrita, en vez de estar pensando en cómo aportar soluciones” a “un problema político de primera magnitud” como es el desafío soberanista.

         Para la dirigente socialista no es de recibo que, de una parte, tengamos a Rajoy pendiente de “cuándo convocar un Consejo de Ministros extraordinario” y, “lo que es más grave”, a Mas de otra “utilizando la aprobación de un decreto” y “canalizando todas sus energías en decidir cuándo convoca un referéndum que sabe que es ilegal”.

         Respecto a la postura que mantiene el PSOE, recordó que los socialistas “nunca van a apoyar una consulta que consideran ilegal”, por lo que “le pedimos a Mas que se ciña y respete la legalidad, pero al mismo tiempo –añadió- le decimos a Rajoy que con la legalidad no es suficiente: estamos ante un problema político y eso exige soluciones políticas; diálogo, negociación y pacto”.

Pacto “abierto” para “renovar” la Constitución con el consenso del 78

         Como recordó Batet, “nosotros hemos puesto encima de la mesa una propuesta” -la reforma de nuestra Carta Magna en un sentido federal-, “que nos parece viable, factible y que busca el consenso” a favor de la “renovación” del pacto constitucional, para “mejorar la convivencia, seguir juntos y construir el futuro que los ciudadanos nos están reclamando”. “No sé si es la mejor propuesta, pero es la única que hay”, pues “ninguna otra formación política ha ofrecido una solución”, frente a quienes abogan por la “fractura” o por el “inmovilismo”, aseveró.

         La dirigente socialista explicó que el proyecto de reforma constitucional está bastante detallado en documentos elaborados por el PSOE como la Declaración de Granada, pero subrayó que es una propuesta “abierta al resto de fuerzas políticas”, y “a todas las propuestas que quieran incluir” las demás formaciones, en aras de alcanzar, “al menos, el mismo consenso que se obtuvo en el 78”.

         Una reforma constitucional que abordaría el problema del encaje de Cataluña en España, “pero no solo”, pues “tenemos que mejorar nuestra Constitución en otros ámbitos como el reconocimiento de derechos o la mejora de la calidad democrática”, concluyó.