El PSOE pide al PP que deje trabajar a jueces y fiscales y respete sus decisiones

Alonso acusa al PP de poner en cuestión el Pacto Antiterrorista

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha emplazado hoy al PP a dejar "trabajar tranquilamente" a jueces y fiscales, así como a respetar y a confiar en las decisiones que adopten, incluido el posible archivo de la investigación del "caso Faisán".

En rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, Alonso ha criticado la "clara adicción a la amenaza" que, a su juicio, está desarrollando el PP, que "se dedica a amedrentar" a Policía, Guardia Civil, jueces y fiscales cuando hacen alguna actuación que no le gusta.

A ello ha añadido que, además, el PP ha puesto en cuestión últimamente el Pacto Antiterrorista, "el instrumento más eficaz" para luchar contra ETA.

"Ya está bien, señores del PP", ha exhortado Alonso al partido de Mariano Rajoy, para insistir en que tanto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como los jueces y fiscales, merecen respeto y confianza.

Según su argumento, estas instituciones "no actúan por criterios de conveniencia en ningún caso" y harán "lo que tienen que hacer de acuerdo con su función constitucional".

Como ministro del Interior que fue en la pasada legislatura, Alonso ha subrayado también que en ese departamento "de toda la vida la gente a lo que se dedica es a luchar contra el terrorismo, no a otras cosas".

Alonso no ha aclarado en su intervención si el PSOE apoyará la petición del PP para que comparezcan en el Congreso los ministros de Interior y de Justicia, Alfredo Pérez Rubalcaba y Francisco Caamaño, así como el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, para que expliquen por qué se solicitó ayer el archivo del "caso Faisán".

Gaspar Llamazares, diputado de Izquierda Unida, también se ha referido a este caso en rueda de prensa y ha advertido de que sería "muy negativo" que se dieran "pasos atrás" y comenzara a utilizarse la lucha antiterrorista como arma arrojadiza entre partidos.

Hasta ahora, ha recordado Llamazares, el terrorismo no ha sido "motivo de confrontación entre fuerzas políticas ni de vendetta" del PP contra la Fiscalía por el caso Gürtel.

Por ello ha pedido que se deje trabajar a la Justicia y que los partidos asuman su responsabilidad en cada caso. "Sólo porque a un grupo le duela un zapato y quiera hacer una política de vendetta contra el Ministerio del Interior o la Fiscalía", ha dicho, no es motivo para utilizar el terrorismo como "munición".