El PSOE pide "compromiso y unidad" para seguir luchando contra la violencia de género

Montaño asegura que el PSOE seguirá intensificando la respuesta penal, reforzando la protección a las víctimas y la concienciación ciudadana

La secretaria de Igualdad del PSOE, Maribel Montaño, ha expresado hoy “su más enérgica repulsa y condena” a la violencia machista que,  en la “triste y lamentable” jornada de ayer, segó la vida de cuatro mujeres, asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas en Madrid, Cullera (Valencia), Valladolid y Puerto de Santa María (Cádiz).

Montaño ha pedido, “hoy más que nunca”, “compromiso, fortaleza, unidad y confianza para seguir luchando contra la violencia de género”. Por eso, ha apelado a la responsabilidad, la unidad y la colaboración de todas las fuerzas políticas y sociales, de las distintas administraciones, así como a la implicación de toda la sociedad en la erradicación de esta lacra.  La dirigente socialista ha recalcado que es vital que, tanto las mujeres que son víctimas como las personas de su entorno, denuncien estos casos, para “poder luchar con mayor efectividad contra la violencia machista y seguir arrinconando socialmente a los agresores”.

“El PSOE no ha escatimado la puesta en marcha de todos los recursos necesarios para luchar contra la violencia de género”, ha dicho, “y vamos a seguir trabajando en la próxima legislatura con el mismo empeño para desterrar el machismo criminal”. En este sentido, Montaño ha señalado que los objetivos prioritarios plasmados en el programa electoral son intensificar la respuesta penal e incrementar el rechazo social sobre el agresor, aumentar y reforzar los mecanismos puestos en marcha para proteger y atender a las víctimas, formar a los profesionales y concienciar, educar y sensibilizar a la ciudadanía.

La responsable socialista ha reafirmado el compromiso del PSOE y del Gobierno en la lucha contra este tipo de violencia, ha asegurado que las acciones puestas en marcha, principalmente la aplicación de la Ley Integral, constituyen “instrumentos muy importantes para desterrar la violencia de género”, y ha  criticado que desde algunas instancias se hable de “fracaso de la Ley”, en lugar de colaborar en “hacer más eficaz su cumplimiento”.

“Desde el primer momento, el Gobierno socialista colocó la lucha contra la violencia machista en la primera línea de la agenda política”, ha recordado Montaño, con la aprobación y desarrollo de la Ley Integral contra la Violencia de género y la implementación de acciones concretas para mejorar su aplicación, aumentar la concienciación y el rechazo social a la violencia de género, reforzar los mecanismos de protección judicial y policial, mejorar la asistencia a las víctimas y reforzar el control sobre los maltratadores y tratar de reeducarlos.