El PSOE pide firmeza a la Unión Europea para acabar con la discriminación y persecución de la población gitana

González Veracruz: La mejor forma de homenaje es impedir cualquier intento de discriminación y/o persecución de la población gitana en Europa

El PSOE se suma al Día Europeo en memoria de las víctimas del Holocausto Romaní (Porrajmos) y pide a las instituciones europeas firmeza ante la persecución de que es objeto la población gitana en Europa por parte de ciertos gobiernos y principalmente de partidos ultraderechistas, cuyas actuaciones cuentan con el silencio cómplice de sus gobiernos.

María González Veracruz, secretaria de Participación, Redes e Innovación del PSOE, ha señalado que “la deportación de comunidades gitanas o el llamamiento a la persecución de esta población por parte de grupos ultras europeos que hemos vivido en los últimos años es inadmisible en Europa y requiere de políticas firmes para atajar de raíz estas conductas contrarias al espíritu europeo”. “La mejor forma de homenajear a las víctimas del Holocausto Romaní es impidiendo cualquier intento de discriminación y/o persecución a la población gitana en Europa”, ha señalado.

La jornada internacional por las víctimas del Holocausto Gitano se conmemora el 2 de agosto en recuerdo de los gitanos de Alemania que fueron deportados a Auschwitz donde había sido establecido un campo especial para ellos. El campo de las familias gitanas en Auschwitz estaba plagado de epidemias, tifus, viruela, y disentería que habían reducido severamente la población del campo. Es por eso que los nazis, en la noche del 2 al 3 de agosto de 1944, decidieron transferir alrededor de 1500 gitanos que eran todavía capaces de trabajar a otros campos de concentración. Los que quedaron en Auschwitz, alrededor de 3000, fueron asesinados en el transcurso de esa misma noche en lo que fue denominado el "Porrajmos" que en lengua romaní significa literalmente “devorar”. Dicen los archivos que por lo menos 19.000 de los 23.000 romaníes enviados a Auschwitz-Birkenau murieron allí. Se estima que más de medio millón de gitanos y gitanas fueron exterminados en los campos de concentración nazis.

Esta iniciativa europea fue impulsada por el Presidente de la Delegación Socialista española en el Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, junto a los eurodiputados Lívia Járóka, Mikael Gustafsson y Cecilia Wikström.