El PSOE pide la comparecencia de cuatro ministros en el Congreso

Relacionados con la gestión de los incendios, la política energética, el Plan Prepara y la atención sanitaria a inmigrantes

El grupo socialista ha acumulado peticiones para que se convoque la Diputación Permanente del Congreso a fin de reclamar las comparecencias de la vicepresidenta del Gobierno y de los ministros de Hacienda, Empleo y Sanidad para que aclaren varias cuestiones que afectan a sus departamentos.

Así lo asegura en un comunicado el grupo socialista, en el que informa además de que ha registrado hoy estas peticiones en la Cámara Baja.

Estas solicitudes del PSOE se refieren a la comparecencia de Soraya Sáenz de Santamaría para que informe, por un lado, de las "deficiencias" en la coordinación en los incendios, y por otro, de los medios facilitados por el Estado para luchar contra el fuego.

También piden la del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para que explique las causas del "desacuerdo" con el Ministerio de Industria a cuenta de la reforma eléctrica y cuáles de los criterios defendidos por los distintos departamentos va a prevalecer.

Las modificaciones incluidas en la prórroga del plan Prepara relacionadas con los requisitos que tendrán que cumplir las personas que agoten su protección por desempleo para ser beneficiarios del mismo centra la petición de comparecencia de la titular de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Igualmente los socialistas quieren que la ministra de Sanidad, Servicios sociales e Igualdad, Ana Mato, explique, los criterios que el Ejecutivo va aplicar en el acceso a la sanidad pública.

Al ser inhábil el mes de agosto en el Parlamento, es preciso que cualquier requerimiento de comparecencia sea antes aprobado por la Diputación Permanente, donde están representados proporcionalmente todos los grupos parlamentarios.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, es el encargado de convocar la Diputación Permanente, una vez recibidas la solicitudes de los grupos parlamentarios, para que puedan discutirse y ser votadas.