El PSOE pide la derogación de la Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética

Presentará mociones en ayuntamientos y Parlamentos autonómicos, además de las iniciativas ya planteadas en el Congreso y el Senado

El PSOE ha decidido ampliar a los ámbitos local y regional las iniciativas parlamentarias contra la Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética. Para ello, los socialistas presentarán mociones instando al Gobierno a derogar una norma “que no es más que una subida de impuestos y un subterfugio recaudatorio que atenta contra las economías familiares y la competitividad de las empresas”, según el responsable de ordenación del territorio y sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán.

Los secretarios federales de política municipal, autonómica y ordenación del territorio, Gaspar Zarrías, Antonio Hernando y Hugo Morán, promotores de esta actuación, han coincido en señalar que “el Gobierno está llevando a cabo una política energética en la dirección contraria a la defensa del interés general, cuyos resultados no pueden ser más calamitosos”.

En el texto de la moción que se presentará, los socialistas emplazan al Gobierno a dar un giro de 180º en su política energética, algo que sólo será posible, aseguran los dirigentes socialistas, mediante una nueva Ley del sector eléctrico que sustituya a la vigente 54/1997, “que se ha demostrado manifiestamente lesiva, y cuyas sucesivas y múltiples modificaciones parciales no sólo no la han corregido, sino que la han empeorado”.

“Pedimos una nueva Ley que debería ir en la línea de converger con la estrategia energética europea, y en el marco de un acuerdo político y social lo más amplio posible lo que le daría una estabilidad que consideramos indispensable”, señala Hugo Morán.

En opinión de los dirigentes socialistas, mientras se dota al país de ese nuevo marco, es imprescindible que el Gobierno ponga fin “a esta alocada carrera hacia ninguna parte y, entre otras medidas, mantenga la tarifa de último recurso (TUR) que afecta a la mayor parte de los consumidores”, afirma Morán. En caso contrario, el dirigente socialista ha explicado que “su eliminación supondría que millones de familias sufrirán un más que notable incremento en su factura de la luz y añadirá más incertidumbre e inseguridad a los españoles, especialmente a los más vulnerables frente a la crisis. Un recibo de la luz que con el PP ha subido un 20% en el último año”.

El PSOE emplaza además al Gobierno a abrir una mesa de encuentro con los agentes económicos y sociales, en la que se acuerden mecanismos estables que aseguren que la energía sea factor de competitividad y generador de empleo de las empresas españolas, y no el lastre en el que la están convirtiendo sus decisiones.