El PSOE pide la dimisión del Ministro de Justicia por el escándalo de su SMS a González: “Váyase, señor Catalá”

El portavoz del PSOE en Justicia, Tontxu Rodríguez, ha exigido, esta tarde, al ministro Rafael Catalá, su dimisión por el escándalo de su SMS al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, dado a conocer esta mañana por diversos medios de comunicación. ”Váyase, señor Catalá”, le ha espetado el socialista al final de su intervención.

Rodríguez le ha indicado que “usted hoy debe dimitir, se lo pide el Partido Socialista. Y hoy mismo deben quedar vacantes también los puestos de Fiscal General del Estado y Fiscal Anticorrupción. Están descomponiendo la política y la justicia. Pero les reconozco una cosa: ustedes solo cumplen las órdenes de su jefe, el que hoy está en Sao Paulo. ¿Se acuerdan de lo que le dijo a Bárcenas? Luis, nada es fácil pero hacemos lo que podemos. Pues eso es lo que están haciendo, lo que pueden para quebrar la línea de la decencia y la honradez”.

El senador del PSOE ha comenzado destacando al Ministro que “como el señor Rajoy ha desertado del control parlamentario para evitar responder sobre su próxima testifical, lo que supone una verdadera falta de respeto a esta cámara, usted tendrá que capear con la semana de pasión vivida por el PP”.

A continuación, le ha indicado que “nadie mejor que usted sabe que nuevas sombras han caído sobre la Fiscalía General del Estado y sobre la Fiscalía Anticorrupción, tras la Operación Lezo y la detención de Ignacio González, para usted Nacho, y varios de sus colaboradores”.

Tontxu Rodríguez ha recordado que “su fiscal favorito, un tío serio y bueno, como dice Zaplana, Manuel Moix, ordenó por escrito a los fiscales encargados de la investigación que impidieran determinados registros, todo esto con el aval del fiel Fiscal General del Estado. Esta maniobra de Moix provocó que la Junta de Fiscales pusiera pie en pared, se invocara el artículo 27 del Estatuto, que se ha hecho en pocas ocasiones, y se consiguiera que el operativo continuara y se realizaran las detenciones”.

“Para rizar el rizo, ha continuado, Moix declaró ante un medio de comunicación que al Fiscal General del Estado le pareció muy bien su decisión de sabotear el operativo. ¿Cómo no le va a parecer bien, señor Ministro, si todos estos comportamientos vienen a demostrar que sus injerencias, presiones, purgas y ceses de fiscales de hace dos meses tenían unos palpables objetivos: favorecerles, ampararles y ahora sabotear intervenciones policiales”. “Impresentable”, ha apostillado.

El portavoz del PSOE en Justicia ha recalcado que “en cualquier país civilizado esto sería un tremendo escándalo. Un partido del Gobierno corrupto, tal y como lo dice la policía, la fiscalía y los jueces. Un partido que nombra fiscales afines. Un partido que intenta sabotear registros. Un partido que está prostituyendo las instituciones del Estado. Un partido que abusa de la justicia y un Ministro de Justicia que manda mensajes encantadores diciendo: Nacho, ojalá se cierren pronto los líos”.

Tontxu Rodríguez ha explicado que “esto de por sí, ya sería una autentica desvergüenza y a ustedes sólo le parecen discrepancias técnico-jurídicas, especulaciones o simplemente, situaciones políticos. Indigno, inmoral y bochornoso”.

El senador vasco ha concluido subrayando de que “todavía hay jueces y fiscales, menos mal, que están salvaguardando la dignidad del Estado” y advirtiendo de que “la Operación Lezo va a seguir adelante y se podrá aclarar el agua fétida que corre por el canal de Madrid y por las cañerías del PP”.