El PSOE presenta su alternativa a la Ley General de Telecomunicaciones con 120 enmiendas para garantizar la creación de empleo, la igualdad de derechos y el acceso a la red

María González Veracruz: Se trata de potenciar un sector tan importante y transversal para la economía y la sociedad

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado 120 enmiendas parciales a la Ley General de Telecomunicaciones que representan “todo un proyecto alternativo para regular y potenciar un sector tan importante y transversal para la economía y la sociedad” según María González Veracruz, ponente socialista de la ley y responsable de la ejecutiva socialista en materia de Sociedad de la Información y Telecomunicaciones.

“Con estas enmiendas pretendemos que de verdad sea una ley que garantice la competencia en el mercado, proteja los derechos de usuarios y consumidores, asegure la igualdad en el acceso a las redes ultrarrápidas y sea una garantía para la generación de empleo y de competitividad para nuestro país” ha declarado el también ponente de la ley, Félix Lavilla.

Según la ponente socialista “hay una oportunidad para desplegar las redes ultrarrápidas por todo el territorio y esto supondrá un nicho de empleo para muchas personas en nuestro país. Pero hay que hacerlo garantizando la cohesión social y territorial en el acceso de la ciudadanía a la red”. “El texto del gobierno no permite que desde las políticas públicas, desde las administraciones, se cubra esa cohesión social y territorial en los lugares en los que no es rentable el despliegue de las redes”, razón por lo que también se insiste en este aspecto a través de las enmiendas presentadas.

El Grupo Parlamentario Socialista propone establecer como servicio universal los 10 megabytes por segundo en los hogares para el año 2015 y 30 megabytes en escuelas alcanzar públicas, bibliotecas, centros de salud y universidades, "ya en la ley de economía sostenible establecimos el derecho universal de acceso a la red en 1 Mb pero ahora es momento de ampliar objetivos".

“Pretendemos que se garanticen por ley los que hemos llamado ciberderechos, tal y como aprobó nuestra Conferencia Política hace escasas semanas” según María González Veracruz. De esta manera el PSOE propone que se reconozca el derecho al olvido, el derecho al secreto en las comunicaciones en transferencias de datos, cuidar la salud pública y la prevención frente a los problemas que puedan ocasionar las ondas electromagnéticas o garantizar, la neutralidad de la red, que es la gran olvidada en este proyecto. “Internet debe seguir siendo lo que es, una plataforma abierta y equitativa” ha concluido.

Para los socialistas la protección de los consumidores tal y como está planteada en el texto no es suficiente, y por ello incluyen varias enmiendas muy relevantes como aprobar las indemnizaciones automáticas (como ya se hace en el sector aeronáutico); el procedimiento extrajudicial, por el que no haría falta ir a juicio para reclamar la indemnización, sino que el Ministerio de Industria podrá exigir a la operadora que indemnice en el plazo de un mes; medidas contra el acoso comercial para restringir la recepción de llamadas comerciales automáticas que representan una gran molestia para muchos ciudadanos; así como medidas para la protección de la privacidad.

Otro de los pilares fundamentales del modelo alternativo del PSOE es la preservación de la independencia del órgano regulador, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, encargado de asegurar la libre competencia entre las operadoras y así aumentar la calidad en los servicios para los consumidores y reducir los precios.