El PSOE presenta su propuesta de Ingreso Mínimo Vital a la Plataforma del Tercer Sector

Carcedo manifiesta que la propuesta socialista es una pieza clave para revertir la creciente desigualdad en España y que “nos sitúa en línea con los sistemas de protección social de otros países de la Unión Europea”

24/09/2015

La secretaria de Bienestar Social, Luisa Carcedo, y la responsable de Bienestar Social del Grupo de Expertos del PSOE, Magdalena Valerio,  han celebrado hoy un encuentro con la Junta Directiva de la Plataforma del Tercer Sector, para presentarles la propuesta socialista para establecer un Ingreso Mínimo Vital dirigido a proporcionar una última red de protección social a la población española más vulnerable y combatir la pobreza infantil en nuestro país.

Carcedo ha manifestado que la propuesta socialista es una pieza clave para revertir la creciente desigualdad en España y engarza con el concepto de nuevos derechos de ciudadanía en consonancia con la nueva dimensión de los Derechos Humanos acordada por Naciones Unidas. “Nos sitúa a España en línea con los sistemas de protección social de otros países de la Unión Europea”, ha añadido.

La responsable socialista ha explicado que la propuesta tiene dos piezas fundamentales: una, destinada a familias sin ingresos y consiste en una prestación de 426 euros para familias que  han agotado la prestación por desempleo; la otra, está destinada a combatir las “alarmantes” cifras de pobreza infantil, mediante el establecimiento de prestaciones por hijo a cargo, mejorando sustancialmente la situación de los niños en hogares con menos rentas y eliminado la pobreza más severa.

“De modo que este ingreso da respuesta a los desafíos y déficits que la situación de crisis económica ha generado a muchos miles de familias españolas, que viven en extrema precariedad, no perciben ningún ingreso y están en serio riesgo de exclusión social, al tiempo que combate la pobreza infantil y se propone acabar con la pobreza severa”, ha insistido. “Al invertir en infancia, invertimos en el futuro del país, es una cuestión estratégica y prioritaria porque estamos poniendo las bases para la competitividad y el desarrollo económico, social y de futuro”.

Por su parte, Magdalena Valerio ha expuesto en el encuentro  con los diversos representantes de la Plataforma del Tercer Sector que este ingreso lo percibirían las personas en hogares sin ingresos y las personas con hijos menores a cargo en hogares bajo el umbral de la pobreza, en tramos según renta. De este modo, el ingreso alcanzaría a unos 730.000 hogares en España, 1.847.000 personas y 2,3 millones de niños. El coste global de esta propuesta se elevaría hasta los 6.450 millones de euros y se financiaría como prestación no contributiva de la Seguridad Social, mediante transferencia de los Presupuestos Generales del Estado.

Luciano Poyato, presidente de la Plataforma del Tercer Sector, ha mostrado la complacencia de la formación que preside por el impulso de medidas como la presentada por las representantes del PSOE, en congruencia con las propuestas que está ultimando la Plataforma de cara a las próximas elecciones generales “en un contexto de aumento de la pobreza, de desigualdad y de exclusión social”.

Por su parte, Carlos Susías, vicepresidente de la Plataforma del Tercer Sector y presidente de EAPN España, ha destacado el reconocimiento del sector sobre el desarrollo de este tipo de medidas ya que, aunque “hay que combinarlas con otra serie de políticas como las ayudas a la vivienda o las políticas de inclusión de empleo”, el establecimiento de una rentas mínimas de apoyo a personas en situación de pobreza o riesgo de exclusión social “es una cuestión de decencia y de justicia social”. Además, es lo que “hace posible el desarrollo económico, más inclusivo y más justo, del país”.

Este encuentro con la Plataforma del Tercer Sector se enmarca en la agenda de reuniones que el PSOE está celebrando con las organizaciones y colectivos para explicar los objetivos del Sistema Integrado de Ingreso Mínimo Vital que formará parte del programa electoral con el que el PSOE concurrirá a las próximas Elecciones Generales y define “el modelo de convivencia y el proyecto político” de los socialistas.