El PSOE presenta un paquete de medidas para la conciliación de la vida laboral y personal

Entre las medidas, destacan reconocer a todas las mujeres un bonus de dos años de cotización por cada hijo nacido o adoptado, o dar beneficios en la oferta de contratación pública y una deducción en el impuesto de sociedades a aquellas empresas que tengan el `sello de horario racional´

24/11/2015

El PSOE ha presentado hoy un paquete de medidas para la conciliación de la vida laboral y personal, dirigidas a tratar de “organizar nuestro tiempo, de forma que se pueda beneficiar la economía, ser competitivos y productivos, y se pueda mejorar la libertad de elección de las personas, fundamentalmente de las mujeres, pero no sólo de ellas”.

Así lo ha asegurado el responsable económico del Grupo de Expertos del PSOE, Jordi Sevilla, durante la presentación de estas medidas en rueda de prensa en Ferrraz, junto a la coordinadora del Programa Electoral y secretaria de Estudios y Programas, Meritxell Batet, quien explicó que estas medidas que presenta el PSOE tienen “tres objetivos primordiales: pasar de vivir para trabajar a trabajar para vivir, potenciar el disfrute de la vida y del ocio, así como del derecho de los niños a estar con sus padres, cosa que ahora no ocurre por el mal uso que hacemos de los tiempos”.

Sevilla insistió en que “hablamos del derecho a decidir de los ciudadanos y de conciliar ese derecho a decidir con una organización social que tiene que ser competitiva y productiva”. A su juicio, este paquete de medidas sobre racionalización de horarios de trabajo y conciliación “afecta directamente a la vida cotidiana de los ciudadanos”, ya que “afecta directamente a 22 millones de activos en España, e indirectamente  a los otros 10 millones de inactivos que se ven afectados por las decisiones que toman los primeros”.

A su juicio, el sentido último de estas propuestas es “aprovechar las posibilidades de las tecnologías para que nuestra vida cambie para mejor, sin mermar la competitividad de nuestras empresas”.

Un planteamiento que, para Sevilla, tiene mucho que ver con “el núcleo de los que somos, de lo que podemos ser y lo que queremos ser como sociedad y como personas” y recordó que el PSOE viene defendiendo estas ideas desde el año 2005, cuando se aprobó el Plan Concilia, siendo él mismo ministro de Administraciones Públicas.

Un paquete de medidas transversal

Por su parte, Meritxell Batet ha señalado que ésta cuestión es “seguramente una medida estructural que tiene pendiente nuestro país”, e “importante para la inmensa mayoría de los españoles, para ampliar y consolidar su libertad”.

Batet explicó que estamos ante “un paquete de medidas transversal que afecta a tres dimensiones: económica, del bienestar y de género”. Respecto a lo económico, explicó que “estamos convencidos” en que es preciso “un mejor uso del tiempo”, pues “la racionalización de los horarios aumenta la productividad y supone un aprovechamiento mejor de las tecnologías en el mundo económico”.

En segundo lugar, “afecta también al bienestar porque mejora las condiciones de vida de todos, al tener más tiempo libre y más vida social y de ocio, y también reduce el tráfico, la siniestralidad y la contaminación”.

En tercer lugar, “tienen efectos positivos en la dimensión de búsqueda de la igualdad entre hombres y mujeres, porque facilita el acceso y permanencia de las mujeres en el puesto de trabajo, y porque supone un reparto de las cargas más equitativa y mejora la conciliación y la corresponsabilidad”.

Además, se trata de un plan que “trasciende a la aprobación de una ley y lo que busca es un cambio de cultura y actitud”, por lo que es un proceso que no se alcanza en poco tiempo, aunque su intención es solucionar “uno de los mayores déficits que se detectan en nuestro país y que claramente nos diferencian del resto de países de nuestro entorno”.

Principales medidas

Del total de mediadas (ver documento adjunto), Meritxell Batet destaco:

-       La extensión de la flexibilidad horaria, un campo en el que “se ha hecho poco hasta ahora en nuestro país”. Eso incluiría promover la incorporación en la negociación colectiva de medidas relacionadas con la racionalización de los tiempos y de las jornadas laborales. “Para ello nos parece importante que las empresas reciban un sello de horario racional” de manera que quienes lo reciban “tengan una valoración positiva adicional en cuanto a ofertas de contratación pública y una deducción en el impuesto de sociedades”.

-       En cuanto a permisos por nacimiento o por adopción, los socialistas contemplan la “obligatoriedad mínima igual de los dos progenitores”; esto es que se concedan a cada uno de ellos de manera “intransferible”, permitiendo que se tomen “de forma paralela o secuencial”, según ellos decidan.

-       Reconocer a todas las mujeres un bonus de dos años de cotización por cada hijo nacido o adoptado, a efectos del cálculo de las pensiones, de manera que la maternidad no les perjudique en la cuantía de la pensión que finalmente reciben.

-       Hacer cambios en la fiscalidad en materia de igualdad. Revisar el sistema de tributación conjunta del IRPF para incentivar precisamente la incorporación de las mujeres.

-       Impulsar la universalización de la oferta pública de la escuela infantil de 0 a 3 años, de manera que todo el que solicite una plaza tanga acceso a ella.

-       Hacer que los horarios escolares sean compatibles y adaptados a las necesidades laborales de los padres, “algo también pendiente en nuestro país”.

-       Poner coto a los deberes escolares abusivos. Para ello, los socialistas proponen “promover un acuerdo entre CCAA y comunidad educativa para que las tareas extraescolares de estudio respeten el tiempo y las necesidades de los alumnos”.