El PSOE presenta una Proposición de Ley para reforzar la protección de los menores frente a los delitos de violencia de género

Se propone, entre otras cuestiones, que los jueces puedan suspender la guardia y custodia y el régimen de visitas de los hijos, si hay indicios de maltrato.

La portavoz socialista Soraya Rodríguez ha presentado hoy en el Congreso una Proposición de Ley para reforzar la protección de los menores frente a los delitos de violencia de género, que el Grupo Socialista está elaborando en colaboración con distintas asociaciones de mujeres.

Esta iniciativa se produce en una “situación gravísima de terrorismo machista, en la que lamentablemente asistimos a un número creciente de mujeres asesinadas” y se dirige, en especial, a evitar “algunos casos dramáticos que han acabado con el asesinato de menores a manos de sus progenitores, en procedimientos de separación, nulidad o divorcio en una situación de violencia de género”.

“España cuenta con una Ley de las más avanzadas de nuestro entorno, la Ley integral contra la violencia de género, que protege también a los menores hijos de las víctimas”, ha afirmado Soraya Rodríguez. Pero a la vista de los datos alarmantes de mujeres asesinadas y del entorno de violencia en el que se encuentran muchos menores, “hemos querido, desarrollar determinados aspectos de la Ley para reforzar nuestro ordenamiento jurídico con el objetivo de dar una mejor respuesta a esta situación de riesgo que pueden sufrir los menores hijos e hijas de las víctimas de violencia de género”.

Para ello, el Grupo Socialista propone la modificación de varios artículos del Código Civil, de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, de la Ley Orgánica del Poder Judicial y del Código Penal.

Entre otras cuestiones establece que los jueces puedan suspender la guardia y custodia y el régimen de visitas de los hijos a los padres imputados o inmersos en un procedimiento penal por violencia de género. De hecho, el juez, si en un proceso de separación, nulidad o divorcio detecta indicios suficientes y racionales de que puede estar en presencia de una situación de violencia de género, aunque no se hubiera iniciado el procedimiento por parte de la víctima, podrá adoptar esta suspensión cautelar, o en caso contrario, razonar por qué entiende que no hay riesgo para el menor.

Asimismo, se propone que el quebrantamiento de las condenas de los maltratadores, de las medidas de seguridad y de las medidas cautelares, lo conozcan los juzgados de violencia de género, ya que “hemos visto desgraciadamente como en situaciones de quebrantamiento de estas medidas de seguridad, de estas penas de condena, se han producido algunos asesinatos, y estas situaciones suponen un enorme riesgo para la vida e integridad de la víctima”.

Igualmente, los socialistas pretenden establecer que los delitos de violencia de género no estén circunscritos a la “prueba diabólica” del ánimo de dominio del maltratador a la víctima, puesto que esto “produce una clara indefensión para las víctimas”, ya que si no son capaces de probar esa situación de dominio “el delito se queda en una simple falta y estaríamos desprotegiendo a la víctima y también a los menores”.

La portavoz socialista ha mostrado el “enorme convencimiento de que tenemos que seguir el camino de la Ley integral contra la violencia de género, no apartarnos de ella como intenta hacer el Gobierno con el anteproyecto de reforma del Código Penal, que supone un retroceso muy claro en la respuesta penal que hasta ahora hemos venido dando”, ha denunciado. “Contra la violencia de género no se puede bajar la guardia”, ha enfatizado Soraya Rodríguez, para quien “las grandes declaraciones y los planes no arreglan la situación. Hace...