EL PSOE presentará una iniciativa legislativa para combatir la discriminación de las personas LGTB en la educación, la sanidad, el empleo o en su relación con las administraciones públicas

Denuncia que los "prejuicios ideológicos de Ana Botella le impiden ser alcaldesa de Madrid" y advierte de que "poner impedimentos a la celebración del Orgullo es malo para el conjunto de los madrileños y las madrileñas"

La Secretaria de Igualdad, Purificación Causapié, subrayó hoy que el PSOE se suma a la celebración del Orgullo 2014 con la reivindicación de “reclamar a la sociedad, al Gobierno y a los poderes públicos más medidas que combatan la discriminación y que fomenten la igualdad”, ante los delitos de homofobia y los ataques a los derechos fundamentales de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales que se producen en nuestro país.

En este sentido, anunció que el Partido Socialista presentará en los próximos meses una iniciativa legislativa “para combatir la discriminación” de las personas LGTB, en la educación, en el ámbito sanitario, en el ámbito del empleo, o en la relación de las personas con las administraciones públicas, con la Justicia, o con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Causapié explicó que esta iniciativa también busca garantizar la respuesta  especializada de quienes tienen que luchar contra la homofobia: jueces, fiscales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Además, tratará de combatir las situaciones donde se produce discriminación, por ejemplo, apoyando a los centros educativos que combatan la discriminación y evitando la financiación de aquellos centros que no lo hagan. Por otra parte, señaló que se pretende apoyar a las víctimas de la homofobia con medidas de reparación del daño.

Durante una rueda de prensa en Ferraz, para presentar los actos que ha organizado el PSOE por la celebración este sábado de la manifestación del Orgullo 2014 en Madrid, Causapié denunció las actuación de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella en relación con esta celebración, ya que sus “prejuicios ideológicos le impiden ser alcaldesa de Madrid”, dijo. “El Orgullo trae a Madrid bienestar, riqueza, desarrollo económico, social y cultural para todos los ciudadanos de Madrid y, por tanto, poner impedimentos a esta actividad es, sin duda, malo para Madrid y para el conjunto de los madrileños y madrileñas y para la imagen de este país ante la comunidad internacional”.

    Respecto a las manifestaciones de la Conferencia Episcopal, la dirigente socialista dijo sentir que la jerarquía eclesiástica desconozca la naturaleza humana, porque la naturaleza humana es diversa y debe ser respetada como tal y apoyada así por los poderes públicos y las entidades”. “La jerarquía eclesiástica está empeñada, respecto a esta cuestión y otras como el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, en imponer su ideología y su religión por encima del estado de derecho, por encima de las leyes que imperan en nuestra democracia”.

Durante la comparecencia, la responsable socialista denunció el “incremento de la homofobia en muchos lugares del mundo” y recordó que la homosexualidad está perseguida en 76 países del mundo y castigada en muchos de ellos con pena de muerte. También advirtió de los casos de homofobia y de las agresiones a gais, lesbianas, bisexuales y transexuales que se están produciendo en España. Así, recordó que según un estudio de la FELGTB, el 76% de las personas LGTB residentes en España han sufrido homofobia en el ámbito educativo. O se han sentido discriminadas en su lugar de trabajo o en su relación con las Administraciones Públicas.

“El PSOE se suma al Orgullo 2014 manifestándonos por quienes no pueden hacerlo, quienes están invisibilizados o perseguidos o en una s...