El PSOE propone al Gobierno "encerrase" para dar solución de forma urgente al drama de los desahucios

Tras conocer los malos datos del paro de octubre, los socialistas piden al Gobierno que “cambie el rumbo de su política económica” y denuncian que “desde que ha entrado en vigor la reforma laboral hay 121.000 parados más”

El Secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, Antonio Hernando, aseguró hoy que el PSOE está dispuesto a “encerrarse” con el Gobierno para alcanzar una solución de forma inmediata al drama de los desahucios, porque “la gente necesita soluciones ya, no grupos de trabajo, ni comisiones, ni subcomisiones”.

Durante una rueda de prensa en Ferraz, junto a la Secretaria de Política Económica y Empleo, Inmaculada Rodríguez-Piñero, para presentar la proposición de ley sobre desahucios que presentó la pasada semana el Grupo Parlamentario Socialista, Hernando insistió en que la decisión del Gobierno de crear un grupo de trabajo sobre este tema “no es suficiente”. “Esto tiene que ser mucho más rápido, esto tiene que ser urgente, porque aunque el Gobierno tenga tiempo, esas familias que están siendo desahuciadas y se van a quedar en la calle no lo tienen”, remarcó.

Por lo tanto, propuso al Ejecutivo “encerrarnos en una habitación y no salir de ella hasta que no tengamos un texto definitivo que pueda ser de forma inmediata aprobado por las Cortes Generales, porque ya hay 40.000 familias que han sido desahuciadas en los últimos meses y otras 250.000 que podrían serlo en los próximos”.

Por su parte, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha explicado que, más allá de la dación en pago, el objetivo de la proposición de Ley de los socialistas es conseguir que “no haya más desahucios y que ninguna familia, por una causa sobrevenida, tenga que verse abocada a dejar su vivienda”, además, de acarrear el resto de su vida una deuda.

“Si el Gobierno ha hecho tres reformas financieras para rescatar a los bancos por el procedimiento de urgencia”, puede “hacer lo mismo con este proyecto de ley” que no busca otra cosa que “evitar que incurran en situación de desahucio las 250.000 familias que se estima pueden verse afectadas”.

Para ello, se apuesta por establecer procedimientos extrajudiciales previos -que serían obligatorios para las entidades que reciben ayudas del FROB-, de tal manera que “la persona física tenga las mismas condiciones y garantías que las personas jurídicas o empresas” a la hora de negociar el pago de su deuda. Esta medida, además, impide que se inicie la ejecución de la hipoteca; también en un posterior proceso judicial, en el caso de no llegarse a acuerdo.

Además, el texto aboga por reformar y cambiar la relación de fuerzas en la relación hipotecaria, de tal manera que “las entidades financieras asuman un aparte de su responsabilidad por haber concedido créditos sin haber evaluado correctamente el riesgo”.

Los socialistas pretenden también prevenir el sobreendeudamiento futuro limitando la cuantía máxima de una hipoteca hasta el 80% del valor del inmueble y el esfuerzo máximo de una familia para dicha adquisición que quedaría limitado al 30% de sus ingresos.

Igualmente, se instaurarían medidas para “equilibrar los procesos de subastas judiciales” en el sentido de que no puedan salir las viviendas a este tipo de procesos con un valor inferior al de tasación que fijó la entidad financiera para la concesión del préstamo, lo que en palabras de Rodríguez-Piñero supone “un beneficio directo para el hipotecado”.

Datos paro

Respecto a la subida del desempleo en el mes de octubre en más de 128.000 personas, Rodríguez-Piñero calificó de “mala noticia” haber alcanzado un n...