El PSOE propone "levantar una muralla defensiva" en torno a los servicios públicos

Patxi López acusa a Rajoy de "traicionar" el contrato ciudadano con el Estado del Bienestar con su "política agresiva de recortes" y apuesta por "blindar en la Constitución la protección social y el derecho a la salud"

El secretario de Acción Política y Ciudadanía del PSOE, Patxi López, ha afirmado hoy, en el Congreso, la necesidad de “levantar una muralla defensiva e irrenunciable en torno a los servicios públicos, que garantice la igualdad de oportunidades y la cohesión social”.

Para ello, “queremos incorporar a la Constitución, como derechos fundamentales, la protección social y el derecho a la salud. Blindarlos, para que no llegue el gobierno neoliberal de turno a destruirlos, como está sucediendo ahora”, ha dicho. “Queremos garantizar un nivel mínimo de servicios públicos básicos en sanidad, educación, servicios sociales, y pensiones, a través de un fondo de garantía del Estado del Bienestar que pueda servir de fondo de reserva de estas prestaciones en época de crisis”, añadió.

En una jornada parlamentaria sobre Servicios Sociales, organizada hoy en el Congreso por el Grupo Parlamentario Socialista, Patxi López ha denunciado el "aumento brutal de la brecha de la desigualdad" como consecuencia de la crisis y por la "política agresiva de recortes y ataques constantes a los servicios sociales y a los derechos de la ciudadanía” que, a su juicio, ha acometido el PP con sus políticas durante la actual legislatura. “El Gobierno de Rajoy ha conseguido en muy poco tiempo el triste y lamentable récord de hacer de España el segundo país con mayores desigualdades de toda Europa”, enfatizó

Ha acusado a Rajoy de “traicionar y romper” el contrato ciudadano con el Estado del Bienestar “que formularon los gobiernos socialistas al levantar la sanidad, la educación, las pensiones públicas y el cuarto pilar, las políticas sociales y la Ley de Dependencia”, con medidas como la supresión de las becas, el repago farmacéutico, el desamantelamiento de la Ley de Dependencia, con una “reforma fiscal beneficia a quienes más tienen y a las grandes corporaciones, mientas ahoga a los trabajadores y las clases medias”,  con la reforma local, “que quita las competencias en servicios sociales a los Ayuntamientos, las instituciones más cercanas a la ciudadanía, y que, en esta

época de crisis constituyen un salvavidas para muchas familias”, o con unos presupuestos que “consolidan la desigualdad y la desprotección de los más desfavorecidos”.

Frente a ello, el objetivo de los socialistas es  “luchar por la igualdad, consolidar, reforzar y sostener nuestros servicios sociales”, y la alternativa del PSOE pasa por poner en marcha políticas económicas públicas, ya que “sin economía de progreso no hay redistribución ni Estado del bienestar”; también por una “reforma fiscal profunda, una fiscalidad justa y progresiva”, y por una “reflexión seria sobre los servicios públicos de calidad” para hacerlos “sostenibles”, “modernizarlos” y “aumentar su competitividad, productividad y eficiencia”, porque “si no vendrá la derecha a decir que los servicios privados son mejores y cuestan menos”, y “vendrán algunos, como está sucediendo allí donde gobierna el PP, a hacer negocio privado con las necesidades públicas”, ha alertado.

Por otro lado, la portavoz socialista de Servicios Sociales y secretaria de Bienestar Social del PSOE, Luisa Carcedo, ha denunciado que “en el momento en que este país más necesita los servicios sociales” –con un alto porcentaje de la población en riesgo de pobreza y exclusi&oacu...