El PSOE propone publicar el patrimonio y las rentas de los parlamentarios, endurecer las incompatibilidades y eliminar el complemento de las pensiones

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, José Antonio Alonso, ha presentado hoy en el Congreso una propuesta para hacer público el patrimonio y las rentas de los parlamentarios, endurecer su régimen de incompatibilidades, modificar la prestación por cese y eliminar el actual sistema de complemento de las pensiones.

 

“Queremos que haya una transparencia absoluta de la situación patrimonial y las rentas de los diputados, para que los ciudadanos conozcan la situación económica de sus representantes. Se trata de reivindicar la dignidad del trabajo parlamentario y trasladar la consiguiente confianza a los ciudadanos que nos eligen para ser sus representantes”, ha afirmado Alonso, quien ha instado al PP a “decir claramente si están de acuerdo en que los parlamentarios hagan público todo su patrimonio o no”.

 

Sobre la publicación del patrimonio y la renta de los parlamentarios, los socialistas entienden que es necesario acometer cambios normativos para la publicación plena de las rentas e ingresos obtenidos en cualquier concepto, así como del patrimonio preciso y participaciones en sociedades o personas jurídicas de cualquier tipo, tanto del parlamentario como de su unidad familiar.

 

Asimismo, defiende un endurecimiento del régimen de incompatibilidades ya que “el cargo de parlamentario se debe ejercer en dedicación absoluta, tal y como determinan las leyes”. Según ha explicado Alonso, “ello debe conducir a que el Parlamento, a través de sus instancias competentes –Comisión Estatuto Diputado-, aplique el régimen de incompatibilidades del modo más estricto y exigente, teniendo en cuenta, a la hora de declarar eventuales incompatibilidades, entre otros extremos y de modo muy específico, las rentas que se vayan a percibir por dichas actividades y el tiempo estimado de dedicación a la mismas”.

 

En este sentido, ha señalado que “la declaración de compatibilidad debe serlo para actividades que no impidan la dedicación absoluta de los parlamentarios a su función. No es lo mismo, por ejemplo, solicitar la compatibilidad para trabajar dos tardes a la semana en una asociación de derechos humanos o para dar clases en la universidad, que hacerlo para trabajar 8 horas diarias recibiendo un salario”.

 

“La interpretación del régimen de dedicación absoluta y de incompatibilidades debe ser estricta y contundente por parte de los órganos de las cámaras, para que los ciudadanos tengan la plena seguridad de que los parlamentarios se dedican a la tarea para la que han sido elegidos”, ha insistido.

 

También se propone la modificación de la prestación que perciben los parlamentarios en régimen de cesantía. “Esta prestación por cese se debe pagar sólo a quienes no se puedan reintegrar en la vida laboral, habrá de pagarse no a tanto alzado sino mes a mes, y tan solo por el tiempo necesario en relación con la situación laboral del parlamentario”, ha señalado Alonso. Así, la propuesta se concreta en la retribución de 2 meses de prestación por cada año que se haya ejercido el cargo parlamentario, hasta la reinserción laboral, y con un límite máximo de 24 mensualidades.

 

En el marco de esta modificación, se propone además la eliminación del actual sistema de complemento de las pensiones de los parlamentarios. “Eso sí, en casos en que la función representativa haya impactado negativamente en la carrera de cotización de un p...