El PSOE propone un decálogo de medidas que garanticen la universalidad y la financiación de la sanidad frente a los recortes del PP

Expresa su solidaridad con las víctimas y los afectados por el Ébola y el respaldo del PSOE al Gobierno en relación con el caso del misionero español Miguel Pajares

La secretaria de Sanidad de la Ejecutiva Federal del PSOE, María José Sánchez, ha dado a conocer este miércoles las principales líneas de acción en materia sanitaria entre las que se encuentra un decálogo de medidas con las que se persigue garantizar el carácter público y la universalidad del Sistema Nacional de Salud, así como una financiación adecuada.

Sánchez, que ha estado acompañada por el coordinador de la organización sectorial de Salud de los socialistas, José Martínez Olmos,  ha afirmado que “la máxima prioridad es la recuperación de la cobertura universal, el derecho a la atención sanitaria y a la protección de la salud en el sistema público de salud”, después de que el Gobierno central haya derogado “el criterio de universalidad” del sistema para imponer el modelo de aseguramiento. Un modelo que excluye a todas las personas que no disponen de tarjeta sanitaria.

María José Sánchez ha precisado que el Ejecutivo andaluz mantiene esa asistencia sanitaria universal, evitando que más de 30.000 personas queden al margen del sistema en Andalucía.

Entre las diez iniciativas, Sánchez no sólo ha apelado a la recuperación de la cobertura universal, sino también ha defendido la necesidad de una sanidad pública “con suficiencia financiera” a través de un incremento de recursos. En este sentido, ha advertido de que resulta “imposible” que, con un recorte detrás de otro vía Presupuestos Generales, la disponibilidad de recursos de las autonomías no se vea resentida para garantizar los servicios sanitarios. Ante ello, la secretaria federal de Sanidad ha apostado por que la prestación de servicios como la sanidad sea reconocida como un derecho fundamental dentro de la Constitución.

En tercer lugar, el PSOE apuesta por una sanidad descentralizada con autonomía de gestión; también por el establecimiento de una cartera común de servicios, amplia y que elimine las barreras en los accesos dentro de sistema nacional; los socialistas también abogan por la transparencia, por lo que apelan al establecimiento de indicadores clave para conocer parámetros como los tiempos de espera; una sanidad que evalúe el impacto en salud de todas las políticas y que cuente con una atención primaria “fuerte”; que atienda también de manera particular a la cronicidad y a la salud mental; una sanidad en la que, en definitiva, la iniciativa pública lidere el sistema y cuente con una nueva gestión en la que los profesionales dispongan de medios para promover la investigación biomédica y la excelencia como un elemento más del sistema sanitario, y ha insistido en la urgencia de que el Gobierno de España desbloquee la tasa de reposición de profesionales limitada solo al diez por ciento.

La representante socialista ha asegurado que estas iniciativas responden a la necesidad de frenar las políticas neoliberales y los recortes ideológicos en el ámbito sanitario impuestos por el PP. Ha criticado que Andalucía disponga de 600 millones de euros menos en financiación para el año que viene por el recorte en los Presupuestos Generales y ha denunciado que la crisis ha sido una excusa que ha esgrimido el PP para adoptar medidas fundamentalmente de “carácter ideológico” orientadas hacia “una sanidad privada que rompe las garantías de universalidad, de equidad y de calidad, establecidas en el marco jurídico de la ley General de Sanidad de 1986, de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacion...