EL PSOE PROPONE UNA LEY DE IGUALDAD SALARIAL

El PSOE considera necesaria esta ley porque, pese a los importantes avances habidos durante los Gobiernos socialistas para la mujer en el ámbito laboral (como la Ley de Igualdad que obligaba a negociar planes de igualdad en las empresas), la realidad es que sigue existiendo una importante brecha salarial entre mujeres y hombres, que actualmente ronda el 22 por ciento_x000D_ _x000D_

El PSOE ha decidido incorporar a las medidas concretas que definirán su nuevo proyecto político aprobar, cuando gobierne de nuevo, una ley de igualdad salarial de mujeres y hombres que combata la discriminación que aún persiste.

El PSOE considera necesaria esta ley porque, pese a los importantes avances habidos durante los Gobiernos socialistas para la mujer en el ámbito laboral (como la Ley de Igualdad que obligaba a negociar planes de igualdad en las empresas), la realidad es que sigue existiendo una importante brecha salarial entre mujeres y hombres, que actualmente ronda el 22 por ciento.

Corregir las diferencias salariales supone también mejorar la jubilación y la protección social de las mujeres

El perjuicio de que las mujeres cobren menos salario que los hombres se prolonga a lo largo de toda su vida: menos sueldo cuando están en activo, menos prestación por desempleo si se quedan en paro y pensiones más bajas cuando se jubilan.

De media, las mujeres tienen un 40 por ciento de pensión de jubilación menos que los hombres, son mayoría en las pensiones mínimas y no contributivas y más del 60 por ciento de ellas, si descontamos los complementos a mínimos, perciben menos de 600 euros al mes de pensión de jubilación.

Por tanto, una Ley de Igualdad Salarial como la que plantea el PSOE no solo vendría a corregir esa injustificable brecha en perjuicio de las mujeres sino que permitirá también mejorar sus prestaciones sociales y su futura pensión.

Pero es que, además, esa diferencia salarial que se produce por razón de sexo (a igual trabajo diferente salario, según lo haga un hombre o una mujer) no es la única causa. También están las diferencias en materia de educación y formación de ambos, en el hecho de que las mujeres sean contratadas de manera temporal más que los hombres, en que trabajen más que ellos en trabajos a tiempo parcial, en que se acojan más que los hombres a medidas de conciliación de la vida profesional y familiar o en que se ocupen más habitualmente que ellos de los empleos menos valorados en la escala social.

Y atacar a la raíz de todas esas causas añadidas es otro motivo más que justifica la necesidad y oportunidad de proponer la ley de igualdad salarial que el PSOE ha decidido impulsar.

 

Principales aspectos de la Ley que propone el PSOE

Los socialistas consideran que la Ley de Igualdad Salarial debe:

• Desarrollar instrumentos eficaces para combatir la discriminación salarial, como:

oLOg Reforzar la actuación de la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social en este ámbito

o Imponer la obligación empresarial de disponer de un registro actualizado en el que figuren, desagregadas por sexo, todas las retribuciones y por todos los conceptos que perciben los trabajadores y trabajadoras de la empresa.

• Incidir en la necesidad de garantizar la igualdad en el empleo y la formación

• Combatir los efectos discriminatorios que generan los contratos a tiempo parcial y los temporales, así como las interrupciones de la vida laboral por motivos de cuidado de hijos o personas dependientes, en el salario, las prestaciones y las pensiones de las mujeres.

• Ampliar y concretar las obligaciones respecto de la elaboración de diagnósticos y aprobación de Planes de Igualdad en las empresas, además de mejorar la regulación actual sobre su aplicación y seguimiento, para fortalecerlos.

• Avanzar en la promoción de las empresas que cumplan con sus obligaciones en esta materia, especialmente en sus relac...