El PSOE quiere un pacto de Estado pero sin vincularse con cifras concretas

Los socialistas presentan mañana en el Senado una moción para relacionar la reforma la financiación local con la autonómica

El PSOE quiere un gran Pacto de Estado en torno a la reforma de la financiación local y cree que éste es "el momento idóneo", pero en el inicio de esta negociación "no se siente vinculado a una cifra concreta", en relación a los 7.000 millones que reclaman los ayuntamientos por las competencias impropias.

Así lo ha manifestado hoy en rueda de prensa el secretario de Política Municipal del PSOE, Álvaro Cuesta, tras reunirse en el Senado con la portavoz del grupo socialista y senadora, Carmela Silva; el presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, y una delegación de alcaldes.

Cuesta ha subrayado que el PSOE "tiene claro" que "éste es el momento de un gran acuerdo de Estado" para la reforma del nuevo gobierno local en el que estén implicadas las tres administraciones y todos los grupos parlamentarios, y es una "oportunidad para el consenso".

También ha querido subrayar que los socialistas "no se sienten, ni como grupo parlamentario ni como partido, vinculados con una cifra concreta, y sobre todo en el inicio de la negociación".

Cuesta ha puntualizado que los socialistas sí se sienten vinculados por la filosofía que subyace "detrás de esto que se llama competencias impropias", y que son servicios públicos que los ayuntamientos prestan por déficit en su funcionamiento y cuya competencia corresponde a otras administraciones.

Ha reconocido que "esto genera unos gastos que hay que compensar" y ha recalcado que el nuevo modelo será respetuoso con el principio de lealtad institucional.

Así, ha explicado que eso significa que no habrá ni una competencia sin financiación y "ni una sola decisión fiscal o tributaria del Gobierno o de las comunidades que genere disminución de ingresos a los ayuntamientos sin compensarles".

Por su parte, la portavoz socialista en el Senado, Carmela Silva, ha pedido que se tenga "mucho cuidado" a la hora de marcar "cuantificaciones y confrontaciones Estado y comunidades autónomas a la hora de hablar en la participación de tributos".

Silva ha matizado que, "una vez que se pongan en la mesa los distintos intereses, es cuando habrá que ir a lo concreto", pero ha insistido en que "no se plantee el debate como una confrontación entre ayuntamientos y comunidades".

Por último, el presidente de la FEMP ha valorado el consenso alcanzado en la institución que preside y ha dicho que mañana, cuando se debate la moción, el principal objetivo no es concretar los puntos de negociación "sino que haya acuerdo con el proyecto: financiación para las haciendas locales".

Mañana los socialistas llevarán al Pleno del Senado una moción en la que se insta al Gobierno a un Pacto de Estado que permita que la financiación local sea "simultánea, paralela y vinculada" a la autonómica.

La portavoz socialista en el Senado se ha mostrado convencida de que la iniciativa contará con el apoyo de todos los grupos y ha puntualizado que están dispuestos a aceptar enmiendas, pero sólo si van "en el espíritu" de la iniciativa.

Sobre la fecha del 9 de agosto, fijada en el Estatuto catalán como tope para resolver la financiación autonómica, Cuesta ha dicho que los ayuntamientos "no tienen que someterse a una fecha mágica", ya que lo que "pretendemos es que el proceso de reforma entre en vigor en enero de 2009, y sus consecuencias puedan ser aplicadas gradualmente en 2009, 2010 y 2011".