El PSOE reafirma su compromiso con la defensa de las libertades públicas y los derechos fundamentales

Reunión en Ferraz de Francesc Antich con los portavoces de estas áreas

16/11/2016

Francesc Antich, responsable del área de Justicia y Libertades Públicas de la Comisión Gestora, ha presidido esta tarde una reunión de trabajo con los portavoces de estas áreas en el Congreso y el Senado, en la que se ha reafirmado “el compromiso de los socialistas con la defensa de las libertades públicas y los derechos fundamentales”.

En este encuentro de trabajo celebrado en la sede de Ferraz con los portavoces socialistas en las comisiones de Justicia, Interior, Constitucional y Auditoría de Calidad Democrática y Lucha contra la Corrupción, Francesc Antich ha repasado las líneas generales de trabajo y los objetivos del PSOE en estas materias para el futuro inmediato, así como la coordinación que al respecto debe establecerse entre las federaciones socialistas y el Grupo Parlamentario.

En el área de calidad democrática, los reunidos han acordado trabajar sobre cuestiones como la regulación y la mejora de los procedimientos de contratación pública para combatir la corrupción y la creación de un organismo que coordine la lucha contra la corrupción en la Administración pública. Asimismo, los socialistas abordarán iniciativas para reforzar la independencia de los órganos constitucionales y de los organismos reguladores e impulsarán la regulación de la figura del denunciante.

En lo relativo al ámbito de la Justicia, se ha acordado defenderla como un servicio público de calidad y plantear medidas concretas para mejorarla. La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para suprimir el plazo que limita la instrucción, la revisión de la prisión permanente revisable y la supresión de las tasas judiciales serán algunas de las cuestiones que los socialistas defenderán en esta legislatura.

En el área de Interior, se ha constatado el recorte de libertades ciudadanas registrado en la anterior legislatura. Los dirigentes han traslado su preocupación ante lo que puede ocurrir en esta legislatura, en la que denuncian que puede verse mermada la seguridad ciudadana. Sobre esta última cuestión, se ha recordado que, en comparación con el año 2011, en la actualidad hay 20.000 policías y guardias civiles menos, así como un recorte de 1000 millones en el presupuesto dedicado a seguridad pública, con el consiguiente impacto en la persecución de delitos.

Por otra parte, se ha acordado seguir desarrollando los trabajos relacionados con la memoria histórica.