El PSOE rechaza cualquier discriminación hacia los homosexuales en la donación de sangre

Sánchez Rubio recuerda que los criterios para seleccionar se basan únicamente en motivos clínicos para evitar riesgo de transmisión de enfermedades y no pueden basarse en ningún caso sobre prejuicios.

La secretaria de Sanidad del PSOE, María José Sánchez Rubio ha rechazado "cualquier discriminación hacia las personas homosexuales como donantes de sangre” tras la polémica sobre la discriminación surgida a raíz del pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Para Sánchez Rubio esta situación “no está justificada” ya que los criterios de selección de donantes son los mismos para todo el Sistema Nacional de Salud y se basan únicamente en motivos clínicos y eliminación de riesgos de transmisión de enfermedades. Por tanto, “la orientación sexual no puede condicionar ser donante de sangre”, ha asegurado.

Sánchez Rubio ha afirmado que “en la trasmisión de enfermedades no existen personas de riesgo, únicamente conductas de riesgo, que no pueden ser atribuidas de forma generalizada y estigmatizante a un grupo o colectivo de personas”.

En este sentido, ha recordado que en España se realiza un reconocimiento antes de realizar cada extracción para asegurar tanto la seguridad clínica para el donante como la calidad de las donaciones. Durante el cuestionario y entrevista personal que se realiza a las personas para comprobar si se encuentra en condiciones buenas de salud no se pregunta por la orientación sexual, sólo se pretende descartar conductas de riesgo que facilitan el contagio de enfermedades transmisibles (independientemente de su orientación sexual) o si ha padecido alguna enfermedad infecciosa.

Por tanto, la secretaria ha insistido en que las donaciones de sangre en España cuentan con todas las garantías gracias a los procedimientos de control ya establecidos y ha manifestado que “no se pueden establecer decisiones basadas en prejuicios hacia determinados colectivos”.

En la misma línea, la Delegación Socialista Europea en el Parlamento Europeo ha preguntado hoy a la Comisión Europea si comparte esta sentencia y si piensa adoptar medidas que fomenten la utilización de técnicas eficaces por parte de los Estados que garanticen un alto nivel de protección de la salud de las personas receptoras.