El PSOE rechaza el “decretazo” que “cambia el modelo sanitario, recorta prestaciones y derechos, y daña la salud de los ciudadanos”

Martínez Olmos recrimina al Gobierno la falta de apoyos y de diálogo, y advierte de que “romperán las posibilidades de pacto sanitario si no aceptan la tramitación como proyecto de Ley”

El portavoz de sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, José Martínez Olmos, ha denunciado hoy, en el debate de convalidación del Real Decreto Ley de medidas sanitarias, que el Gobierno “cambia el modelo sanitario, recorta prestaciones y derechos de los ciudadanos, excluye a determinados colectivos de la cobertura sanitaria y toma decisiones que ponen en riesgo y dañan gravemente la salud de todos”. Todo ello –ha criticado- “rechazando el diálogo que ofreció el PSOE, sin condiciones previas”, y “sin apoyos profesionales, políticos ni ciudadanos”.

El portavoz socialista ha rechazado el Real Decreto Ley del Gobierno, que ha calificado como “un auténtico decretazo, una chapuza jurídica, un hachazo a los derechos sanitarios de los españoles”, y ha pedido su tramitación como proyecto de Ley. “Romperán las posibilidades de pacto sanitario si no aceptan la tramitación como proyecto de Ley”, ha advertido.

Martínez Olmos ha afirmado que “no es un Real Decreto Ley para sostener la sanidad”, sino que el único objetivo “es conseguir la reducción del déficit público impuesto por Bruselas”, y ha afirmado que “no hay garantía alguna de que ni un solo euro vaya a quedar en los presupuestos sanitarios”. “Ni van a conseguir el objetivo de déficit público, ni van a conseguir los 7.000 millones de euros”, ha advertido, “y ya le anticipo que nos traerán nuevos recortes próximamente. Han alarmado a los ciudadanos y no han calmado a los mercados”.

A juicio del portavoz socialista, el Gobierno “aprovecha la crisis” para cambiar el modelo, para “eliminar el vigente derecho a la atención sanitaria”, para introducir “el copago” y, en definitiva, para “abrir la puerta a la privatización de la sanidad”.

“La ministra Ana Mato pasará a la historia de la sanidad española por acabar con el modelo de Sistema Nacional de Salud de la democracia. La responsabilidad política de autoridad sanitaria de España le viene grande”, ha opinado.

Cambio de modelo y recortes

Martínez Olmos ha señalado que el PP “cambia el modelo de asistencia universal, financiado con cargo a los impuestos, y vuelve al modelo franquista de seguridad social y beneficencia”, acabando con “uno de los mejores y más eficientes sistemas sanitarios de Europa”.

También ha rechazado las medidas de control del gasto y de los recortes de derechos -medidas como el copago de medicamentos, prótesis, transporte sanitario no urgente o dietoterapias-, que “perjudican a los pacientes”.

Y ha criticado “la utilización de los inmigrantes irregulares –a los que se excluye de la asistencia sanitaria- y la cuestión del turismo sanitario de los ciudadanos comunitarios como cortina de humo para tapar el impacto de sus recortes en todos los ciudadanos españoles”.